Empiezan las obras de reorganización del sector II del cementerio de Palma

Noguera: “El cementerio hace 20 años que espera estas obras, cada equipo de gobierno ha tenido el proyecto sobre la mesa y siempre se ha ido postergando y hemos tenido el empuje para llevarlo adelante”

Jhardi: “Estas obras tienen que ver con la dignidad de las personas que permanecen en este espacio y de sus familias”

Hoy han comenzado las obras de reorganización de espacios en el sector II del Cementerio Municipal. Esta es la parte más antigua del cementerio de Palma, que fue inaugurado en 1821, y ha tenido a lo largo de los años un crecimiento desordenado. Actualmente, la zona se encuentra en estado precario, situación agravada por la falta de inversión sostenida a lo largo de los últimos años.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha afirmado que “el cementerio hace 20 años que espera estas obras de reordenación. Cada equipo de gobierno ha tenido esta obra tan necesaria sobre la mesa, y siempre se ha ido postergando” y se ha mostrado muy satisfecho “de haber sido capaces de tener el empuje necesario para llevarlo adelante”.

Noguera también ha explicado que este sector se encuentra “en un estado que no se merecen los ciudadanos de Palma. Nos encontramos graves problemas de accesibilidad y seguridad, tanto para los visitantes como para los trabajadores de la Funeraria”.

El alcalde ha defendido que “esta zona de nuestro cementerio es parte de la historia de nuestra ciudad, aquí reposan los restos de generaciones de palmesanos y se merecen tener un espacio digno”.

La teniente de alcalde de Función Pública y Gobierno Interior, y presidenta de la EFM, Aurora Jhardi, explicó que estas obras tienen que ver “con la dignidad de las personas que permanecen en este espacio y de sus familias”. Jhardi destacó la buena gestión de la actual dirección de la EFM que ha permitido superar la mala situación heredada y afrontar objetivos como esta reforma.

Por su parte, el gerente de la EFM, Jordi Vilà ha destacado que con las obras hoy comenzadas pretenden “definir unas directrices globales de intervención en la parte antigua del cementerio de cara a futuras remodelaciones”.

Vilà también ha explicado que “con las obras que hoy comienzan se pretende resolver la falta de pasos para peatones, la falta de instalaciones de agua y alumbrado, las deficiencias de seguridad para usuarios y trabajadores y resolver la situación del 34 % de unidades de enterramiento en situación de abandono, un síntoma más de la decadencia de esta zona “.

Campaña exhumaciones

Hoy la EFM ha comenzado la campaña de exhumaciones de restos de las sepulturas afectadas y la preparación de las sepulturas que se pueda intervenir. Mientras los trabajos de ejecución de la reforma se sacarán a licitación.
Las obras a ejecutar requieren la liberación de espacios actualmente ocupados por sepulturas. El EFM ya ha recuperado 248 unidades de enterramiento, y mantiene una previsión de 300-350 unidades caducadas más de aquí a finales de año.

Para aquellas sepulturas que están perfectamente al corriente de pagos, titularidades, etc. pero que resultan afectadas por la apertura de viales, se han iniciado 54 expedientes de canje y están en fase de llegar a acuerdos particulares con los respectivos titulares.

Este proyecto tiene una dotación de 530.000 € con cargo a los fondos procedentes de la Ley de Capitalidad.

Esta reforma se llevará a cabo con 6 intervenciones:

  • Remodelación de la plaza del Polvorí:

Consiste en la redistribución del arbolado y el ajardinamiento. Pavimentación con materiales más adecuados. Reorganización de la distribución del espacio para hacerlo más transitable y apto para pequeños actos. Y finalmente, la reconstrucción de la capilla existente que actualmente está en ruina.

  • Remodelación del vial peatonal:

Se sustituye la actual pavimentación de grava para un de tierra compactada. Se rediseña la plaza central con adoquines y con pérgolas y jardinería se crean dos zonas de sombra. En esta zona está prevista también la apertura de un nuevo portal con acceso desde la calle del arroyo.

  • Remodelación del vial San Silvestre:
    Sustitución de la pavimentación con gravilla por una composición de piedras en formato encachado.

  • Dos zonas verdes:

Pavimentación con adoquines de piedra caliza.

  • Plaza Ramon Llull:

Reorganización de los parterres para liberar un mayor espacio central que lo haga más apto para actos al aire libre. Incorporación de bancos y pérgolas alrededor para generar espacios de sombra. Y se sustituirá la rampa existente por una de cuatro tramos para que se adapte a normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *