El Ayuntamiento de Ibiza instaura nuevos métodos para facilitar el acceso a las prestaciones de los Servicios Sociales

La concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Ibiza ha incorporado tarjetas de prepago como nuevo método de acceso a prestaciones de los Servicios Sociales que permiten, a las personas preceptores de una ayuda económica por parte de los Servicios Sociales, poder hacer el pago de la compra a través de los datáfonos.

Con esta mejora se garantiza la disponibilidad de la ayuda de forma inmediata en el momento que se hace entrega de la tarjeta de prepago. La persona recibe una tarjeta cargada con el importe solicitado por su trabajador social de referencia y por el concepto por el que se ha acordado la ayuda. Con la tarjeta podrá dirigirse directamente al proveedor que elija teniendo garantizado el acceso a los productos de forma anónima e igualitaria como cualquier otro ciudadano.

El procedimiento anterior era la expedición de un cheque bancario por parte de los Servicios Sociales que el usuario debía cobrar a una sucursal bancaria debiéndose identificar para cobrar el importe de la ayuda que le había sido concedida.

Con la implementación de este nuevo método, el uso del talón bancario se ha reducido utilizando tan sólo en situaciones excepcionales. Además, el sistema permite garantizar en su totalidad que no habrá errores en el momento de la justificación de la ayuda por parte de la persona beneficiaria y el profesional, ya que hay un seguimiento electrónico de la tarjeta.

Las ayudas sociales que se tramitan desde la concejalía de Bienestar Social por los ciudadanos van destinadas a la cobertura de necesidades básicas, es decir, alimentación, luz, agua, gas, alojamiento, medicamentos, prótesis y ortesis, comedores escolares y ropa, entre otros.

Para el año 2018 el presupuesto con el que cuenta la concejalía por estos conceptos es de 395.000 €, con un incremento de presupuesto de 100.000 € respecto al año 2015.

El teniente de alcalde de Bienestar Social del Ayuntamiento de Ibiza, Joan Ribas afirma que “la introducción de las tarjetas prepago y las nuevas medidas permiten dar un paso en la calidad y la atención a las personas que utilizan los Servicios Sociales “

Con estas nuevas medidas, se sigue la mejora continua de la gestión de la Concejalía de Bienestar Social, logrando procesos más seguros y eficientes para los ciudadanos a los que se da servicio y por los propios profesionales que trabajan con ellos.
En este sentido, las nuevas medidas se suman a la implementación de nuevos programas informáticos para la gestión del Servicio de Ayuda a Domicilio (Jano), la implementación de la Historia Social Integrada (HSI) como herramienta de trabajo para los profesionales y que está interconectada vía web con la mayoría de servicios sociales de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y terminales que permiten el seguimiento de la labor que se lleva a los domicilios de las personas mayores del municipio dentro del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *