Categories ActualidadIbiza IslaSociedad

Sa Penya y Sa Riba, contra el ruido en el puerto de Ibiza

IBIZA

Las asociaciones de vecinos Sa Penya y Sa Riba, afectadas por el ruido extremo durante 6 meses al año en el puerto de Ibiza, exigen al ayuntamiento de Ibiza:  cumplimiento de  la Constitución, de todas las leyes que les amparan y de los derechos que les protegen de acuerdo al Estado de Derecho que es la base democrática de España, a su pertenencia a la Unión Europea y a los Convenios y Tratados Internacionales firmados por  el Gobierno, y de acuerdo a su pertenencia a Organismos Internacionales como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Turismo. La Directiva 2002/49/CE  estableció medidas que nuestro ordenamiento jurídico adoptó a través de la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del ruido, desarrollada por dos reales decretos (RD 1367/2007 y RD 1315/2005).

En Illes Balears se dictó la  Ley 1/2007, de 16 de marzo, contra la contaminación acústica. Todas estas  leyes son papel mojado en el puerto de Ibiza. El ayuntamiento nos ha convertido en esclavos de la noche, el ruido, el escándalo, la masificación.

El ayuntamiento de Ibiza mantiene en el barrio un hilo musical de ruido electrónico, con un pinchadiscos en un primer piso; las calles están llenas de altavoces y televisiones en las puertas; hay desfiles de discotecas que chillan de madrugada; se autorizan macroconciertos sin limitadores, que además dejan las calles llenas de basura; se instala publicidad de discoteca en nuestras fachadas, sin nuestro permiso, también en farolas y árboles. Tampoco ha obligado a insonorizar la discoteca Lío. El Ministerio de Fomento, sobre el ruido de esta discoteca ha señalado al ayuntamiento de Ibiza  la obligación de insonorizar, el derecho a vivir sin ruido y a exigir este derecho.

La ocupación del espacio público (concejalía de urbanismo) está próxima a la totalidad, sólo se autoriza un espacio libre de 140 centímetros en las puertas, olvidando los límites que establece el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI); sin zonas verdes y sin cumplir la zona verde sin ocupación establecida en la esquina de Cipriano Garijo con Vicent Soler y en el frente del puerto ; sin atender al informe del Colegio de Arquitectos de la Demarcación de Ibiza y Formentera, sin recordar lo que es una ciudad bien planeada y sostenible. ¿Dónde están los espacios para los niños? ¿Y la obligada accesibilidad? Ahora el ayuntamiento quiere añadir obstáculos metálicos para acotar espacios: nos negamos a esta nueva limitación que empeoraría nuestra situación.

Ibiza forma parte del grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad y esto implica respeto al patrimonio y a los vecinos. En su informe del año 2017 Icomos destaca que hay que proteger al Patrimonio, sí, y también a los vecinos, indefensos ante la masificación que sufren; ha subrayado que es vital mantener la trama social. El consistorio permite el atraque de cruceros  y grandes esloras casi en nuestras puertas, una situación incomprensible y única en el mundo, ya que es un puerto histórico con tesoros Unesco  situados a pocos metros. Se recuerda al ayuntamiento y Puertos que nuestras casas tienen más de 200 años de antigüedad y que por el atraque de grandes barcos que ha permitido y permite, con una gran potencia y vibraciones muy elevadas, peligran los cimientos de nuestros edificios y pueden caerse, también por las obras en los locales que han movido estructuras y tabiques sin permiso.

El ruido y que ha sido utilizado como sistema de tortura en cárceles y en situaciones en las que no se defienden los Derechos Humanos. Los Defensores del Pueblo de España hay elaborado un documento en el que recogen su clara posición frente a la contaminación acústica y la obligatoria protección de derechos fundamentales: la vida privada; el domicilio; la salud de las personas, teniendo en cuenta las enfermedades que surgen cuando hay ruido y falta de sueño. Desde 1990 las sentencias del Tribunal de Derechos Humanos (TDH) de Estrasburgo confirman la importancia de los derechos fundamentales  ante la contaminación acústica. Así, el asunto Moreno Gómez contra España, López Ostra contra España;  Martínez Martínez VS España y el reciente asunto Cuenca Zarnoso contra España (2018) que destacan la lesión que sobre esos derechos fundamentales hace el ruido , e incluso en algunos casos condenan a España por vulneración del CEDH, artículo 8 (protección del domicilio con la vida familiar y privada)

En el pleno de 2 agosto del año 2016 el ayuntamiento de Ibiza aprobó por unanimidad nuestra declaración de Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE). El ayuntamiento ha hecho caducar esta declaración. El ayuntamiento ha pedido realizar mediciones en los balcones en el año 2016 y en el 2017, no ha dado los resultados El ayuntamiento ha hecho caducar esta declaración.  con  desviación de poder, a través del Mapa Estratégico del Ruido (MER), -mapa que no es necesario por el número de habitantes de Ibiza- pretende aumentar el nivel de ruido que nos obliga a sufrir.

La vecina localidad de Sant Antoni de Portmany, que no es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, sí ha procedido a la declaración de ZPAE:las terrazas cerrarán a las 12 de la noche, no a las 4 de la madrugada, como en Ibiza, (el horario se ha ampliado dos veces sin fundamento legal, por tanto ilegalmente); se obligará a los locales con música a estar insonorizados, de acuerdo a la ley.  Al tener horarios de terrazas hasta la 4 de la madrugada Ibiza no cumple los límites establecidos legalmente para el período nocturno

Reivindican sus derechos, no quieren altavoces, ruido electrónico, desfils de discotecas ni pinchadiscos; exigen insonorización de locales; rechazan la masificación, los macroconciertos, el atraque de cruceros y grandes esloras en el puerto histórico; urge la reducción de horarios, la revisión de la abusiva ocupación; es de derecho el cierre de terrazas a las 11 de la noche, periodo nocturno de acuerdo a la ley; la insonoración de la discoteca Lío. Es prioritaria una vuelta a la Democracia y el cumplimiento de leyes

El ayuntamiento de Ibiza, Eivissa, no sabe o no quiere llevar a cabo la declaración de ZPAE. Solicitamos la dimisión de la concejala de Medio Ambiente, que cuando estaba en la oposición, en los plenos sí intervenía para recordar los derechos de los niños de nuestros barrios y ahora se ha olvidado de esos derechos y de los de todos nosotros. No actúa contra el ruido, y nos deja indefensos.

Por todo ello ” Pedimos al Consell Insular que, de acuerdo a lo que establece la ley en el caso de no actuación del ayuntamiento, (Ley 1/2017, artículo 6-2) asuma la competencia de Declaración de Zona de Protección Acústica Especial.  Y decimos Prou. Basta ya.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *