El Centro de Salud Escuela Graduada mejora la accesibilidad adaptándose a las personas con movilidad reducida

El Centro de Salud Escuela Graduada (Palma) ha mejorado notablemente la accesibilidad adaptando el espacio a las personas con movilidad reducida. Esta iniciativa forma parte del Plan de accesibilidad, elaborado conjuntamente con la entidad local Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF Islas Baleares), y tiene por objetivo adaptar todos los centros de salud suprimiendo las barreras arquitectónicas.

Hoy ha visitado el centro la consejera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, acompañada por el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; la subdirectora de Atención Primaria y Atención a las Urgencias extrahospitalarias, Marga Servera, y el gerente de Atención Primaria de Mallorca, Miquel Caldentey.

Con un presupuesto de 50.000 €, las mejoras ejecutadas en el Centro de Salud Escuela Graduada han consistido en la adaptación y la señalización en sistema Braille de tres aseos que se ubican en las plantas primera, segunda y tercera del edificio (los baños de la planta baja y el sótano ya estaban adaptados). Otras mejoras de la accesibilidad, como la construcción de rampas de acceso o la instalación de azulejos más bajos y anchos, no han sido necesarias, porque el centro es relativamente nuevo -se inauguró el año 2009- y ya se incorporaron en el proyecto arquitectónico.

El Servicio de Salud ha destinado 313.323 € en la adaptación de diversos centros: Santanyí (75.000 €), Capdepera (63.694 €), Es Raiguer (26.970 €), Se Azafrán (70.259 €), Santa María (27.400 €) y Escuela graduada (50.000 €). Además, está previsto que se realicen obras de mejora de la accesibilidad de los centros de salud Arquitecto Bennàzar y Casa del Mar, en Palma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: