Se avecina el caos en el Día de Todos los Santos en el cementerio de Palma

Se avecina el caos en el Día de Todos los Santos en el cementerio de Palma

En uno de los días más señalados para la sociedad palmesana, es posible que se siembre el caos para que se pueda acceder al cementerio.

Mientras que el año pasado se mantuvo «cierto» orden que permitía en exclusiva acceder en vehículo a personas con diversidad funcional autorizadas debidamente, este año se permitirá el acceso a todos los vehículos, lo que significará sembrar el caos innecesario en un día tan señalado e importante para el que va a visitar a sus difuntos.

Por el momento se ha conocido que se ha puesto a un empleado de una empresa de seguridad a dirigir el tráfico de los visitantes, algo completamente innecesario si se hubiera mantenido el orden del año anterior, por lo que este año no se ha tenido en cuenta las dificultades de los discapacitados, abriendo acceso libre a todos los vehículos, impidiendo el acercamiento y mejor alcance para el que tiene dificultades reales de movilidad.

Poco o nada le costaba al Ayuntamiento y a movilidad tener la piel un poco más sensibilizada y facilitar las cosas cuando es necesario en lugar de dar complicaciones donde menos son necesarias.

Seguramente sería preferible permitir dentro de un orden que se ocupe espacio de la vía pública al que no tiene dificultades de movilidad y poder llegar a visitar a sus seres queridos en lugar de convertir el cementerio en un desfile de coches que, además de no tener cabida, imposibilitarán la accesibilidad a discapacitados.

*Editorial

Deja una respuesta