La asociación profesional de la Guardia Civil JUCIL, en su labor de defensa de los derechos de todos los miembros del cuerpo, muestra su más enérgico rechazo a la nueva reglamentación sobre Jornada y Horario que desde la Dirección General de la Guardia Civil se pretende implantar a los guardias civiles, mediante la aprobación de un Real Decreto cuyo borrador fue entregado a las asociaciones representativas el pasado día 13 de noviembre.

En representación de sus nueve mil asociados y al no ser representativa, JUCIL solicitó formalmente la entrega de dicho borrador a la Dirección General de la Guardia Civil, sobre el que ya se encuentran trabajando los servicios jurídicos con el fin de evitar el atropello a los derechos de los guardias civiles que su aprobación supondría.

Desde JUCIL lamentan profundamente que, tras casi dos años de mesas de trabajo del Consejo Asesor sobre la implantación de turnos, en las cuales se ha tratado la modificación de las normas incluidas en el nuevo borrador de Real Decreto, encontrarse por sorpresa ante una redacción del mismo tan perjudicial para las condiciones laborales de los miembros del cuerpo. Inclusive después de que desde su secretaría de Zaragoza, tras reunión con una delegación de la Secretaria de Estado de Seguridad desplazada hasta la provincia y a la que asistieron otras asociaciones, se advirtiera sobre algunas de estas modificaciones. En concreto sobre lo que afecta a los DAS. Información por la que fueron duramente atacados en redes sociales acusándoles de mentir y manipular.

Aunque desde la llegada de JUCIL al panorama asociativo dentro del cuerpo han sido testigos de otros ataques a las condiciones sociolaborales de los guardias civiles y que finalmente han acabado en un cajón, tal y como sucedió con el borrador sobre bajas médicas también presentado en diciembre del año pasado (fechas señaladas para las asociaciones del cuerpo al ser periodo de cambio de asociación). Sí que echan de menos en esta ocasión, ante la gravedad de lo planteado por la Dirección General de la Guardia Civil, el planteamiento de una estrategia conjunta de lucha contra esta amenaza de recorte de derechos que se cierne sobre todos los guardias civiles, habida cuenta del precedente de unión realizado entre las asociaciones existentes antes de su llegada.

Por ello, en evitación de males mayores para el colectivo, dicha asociación desplegará todos los medios y fuerza que la unión con JUPOL y JUSAPOL en la lucha por la dignificación y el reconocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado les brinda, con el fin de evitar que esta merma en sus derechos sea consumada. No en vano, en su ideario figura la EQUIPARACION no solo como un concepto de alcance exclusivamente salarial, sino como de igualdad también en condiciones sociolaborales. Así viene reflejado en la ILP y posteriores enmiendas presentadas en el Congreso de los Diputados presentadas por JUSAPOL, e igualmente recogido en la Petición 0240/2018 presentada en Bruselas ante el Comité de Peticiones de la UE sobre proposición de Ley Para Efectiva Igualdad y Equiparación Salarial de las policías del Estado Español.

Deja un comentario