El Ayuntamiento de Llucmajor continúa apostando por el desarrollo del gas natural y lo hace a través de la compañía integral de infraestructuras energéticas ‘Redex’ que, a través de programas específicos y una inversión de 2,5 millones de euros ha hecho llegar esta energía en los hogares y empresas del municipio.

La compañía ha destinado esta inversión en la construcción de una planta de Gas Natural Licuado situada en la zona de Son Gall, en funcionamiento desde mayo de 2018, y al desarrollo de 30,7 kilómetros de redes de distribución para facilitar esta fuente de energía limpia, segura y eficiente a más de 12.000 ciudadanos, empresas y negocios.

El alcalde, Eric Jareño, se ha reunido con el director regional de Redex en Baleares, Hernando Rayo, para hacer un seguimiento del proyecto que está realizando la compañía en la localidad.

«Queremos hacer de Llucmajor un municipio sostenible y por ello, apostamos y damos preferencia al uso de energías limpias y renovables como es el gas natural. Nuestra apuesta por el medio ambiente y su preservación es total y absoluta y haremos todo lo que esté en nuestra mano para desarrollar políticas no invasivas ni contaminantes «.