Joan Torres, presidente de la APttCB y delegado de Ibiza: «Los pactos sucesorios son una herencia en vida que además permite ahorrar impuestos»

Cataluña es una de las comunidades autónomas en la que existen los pactos sucesorios, un instrumento jurídico muy interesante, tanto para la empresa familiar como para los particulares, que permite la transmisión de bienes por sucesión hereditaria. Una figura más beneficiosa que las donaciones y que, al tributar como un impuesto de sucesiones, permite un importante ahorro de impuestos y, en algunos casos, la exención total de los mismos.

A pesar de sus beneficios fiscales, esta figura es aún desconocida por la mayoría de empresas y ciudadanos de Cataluña. Precisamente para explicar el funcionamiento de los pactos sucesorios al empresariado del Consejo Intersectorial de Empresarios (CIESC), la Asociación Profesional de Técnicos Tributarios de Cataluña y Baleares (APttCB) celebró ayer una conferencia sobre la tributación de los pactos sucesorios en Cataluña.

APttCB-CIESC_Pactes-Sucesoris-Joan-Torres.jpg

Durante la sesión, Joan Torres, presidente de la APttCB y delegado de la asociación en Ibiza, argumentaba que «son un instrumento para organizar la transmisión del patrimonio familiar, tan sencillo como una sucesión en vida, pero, a diferencia de otros métodos como la donación, las repercusiones fiscales son abrumadoras, puesto que el heredero paga por impuestos de sucesiones –que en algunos casos puede ser de 0€– y en ningún caso el heredante tributa por IRPF.»

Torres señalaba además las ventajas que los pactos sucesorios conllevan para la reactivación de la economía. «No es lo mismo que unos padres den en vida un local a un hijo que está en edad de emprender, y lo necesita para iniciar un negocio y crear empleo, que tener que esperar a heredar por fallecimiento de los progenitores.»

APttCB-CIESC_Pactes-Sucesoris-public.jpg

La figura de los pactos sucesorios, históricamente, está recogida en el Derecho Civil de las comunidades autónomas de Galicia, País Vasco, Baleares, Navarra, Aragón y Cataluña. Como delegado de Ibiza, Joan Torres, explicaba que «en Baleares, los despachos profesionales realizamos pactos sucesorios desde hace más de 10 años, aunque cada isla tiene su normativa específica, y hay que conocerla».

Pero en el caso de Cataluña no fue hasta el 6 de febrero de 2016 cuando una sentencia del Tribunal Supremo afirmó que los pactos sucesorios no tributarán por la ganancia patrimonial en IRPF.

Maribel Vicente, vicepresidenta primera de la APttCB, lleva dos años realizando pactos sucesorios des de su despacho profesional de Mataró. «Empecé a formalizarlos en 2017 y desde entonces se han firmado siete pactos sucesorios. Una cifra que podríamos considerar baja, si tenemos en cuenta su gran atractivo fiscal.»

A modo de ejemplo, Maribel Vicente explica el caso de un pacto sucesorio de heredamiento cumulativo con entrega presente de bienes, con el que una madre atribuyó a su hija sus bienes, pero con la exclusión de algunos de ellos. Así se procedió a pasar en vida uno de los cuatro inmuebles de la heredante que tenía un valor de escritura de 200.000€. Al formalizar el traspaso como un pacto sucesorio y no como donación, la heredera se ahorró pagar el 5% del impuesto de donaciones, que ascendía a 10.000€, y en este caso el heredante no tuvo que pagar el 19% de IRPF sobre la ganancia patrimonial, ni el Impuesto sobre Sucesiones. Por lo que el coste de otorgar el inmueble acabó siendo de 0€.

Tal como expone la vicepresidenta de la APttCB, los pactos sucesorios siempre deben celebrarse mediante escritura pública y tienen carácter de irrevocable, a no ser que el heredante y el heredero decidan cualquier modificación. «Además –señala Maribel Vicente– puede y de hecho aconsejamos que haya garantías para el heredante como, por ejemplo, reservarse el usufructo de cualquier bien. La casuística puede variar en función de los bienes a transmitir y del tipo de pacto, pero  para beneficiarse de las interesantes ventajas fiscales de los pactos sucesorios, basta con estar bien asesorado por un experto técnico tributario en el análisis de su patrimonio y su transmisión en vida» –concluye.

La sesión formativa, celebrada en la sede del CIESC de Sabadell, formaba parte del convenio de colaboración que ambas entidades firmaron el pasado mes de febrero para favorecer el intercambio de información y conocimiento en materia fiscal de las empresas. La conferencia fue inaugurada por Rosvi Moix, presidenta del CIESC, y contó con las intervenciones de Joan Torres, presidente de la APttCB, y del notario Javier Micó.

APttCB-CIESC_Pactes-Sucesoris-public.jpg

Publicado en BALEARES, Ibiza y etiquetado , .

Deja un comentario