El anteproyecto de la Ley de Educación de Baleares sitúa la Ley de Educación de Baleares por encima de la Ley Orgánica de Educación

«A pesar de que en el preámbulo del anteproyecto, apartado II, se reconoce que la legislación básica no es competencia balear, sino del Estado y que a Baleares le corresponde la competencia de gestión, en algunos puntos del anteproyecto el gobierno balear opta por una legislación al revés, suplantando artículos de la LOE por otros de significado contrario».
PLIS, Educación, por favor advierte al consejero de Educación, Martí March, y a la presidente de Baleares, la señora Armengol, de que, de no modificar el anteproyecto, la futura ley será inconstitucional por pervertir la jerarquía normativa. Así lo hará constar en las alegaciones que la asociación de profesores presentará a este anteproyecto, por lo que no servirá de excusa que no se haya advertido ninguna ilegalidad en el anteproyecto.
La LOE, en su artículo 132, adjudica a los directores de los centros escolares la capacidad de decisión, siendo sus competencias la aprobación del Proyecto Educativo del Centro (PEC), la Programación General Anual (PGA) y la decisión sobre admisión de alumnos. Considera el Consejo Escolar como un órgano no ejecutivo, siendo su competencia evaluar el PEC, la PGA e informar sobre admisión de los alumnos.
El Anteproyecto, en cambio, en el artículo 74, elimina el carácter decisorio del director y se lo traspasa al Consejo Escolar, que será quien apruebe el PEC, la PGA y pueda intervenir en el procedimiento sobre admisión de alumnos. Como consecuencia, la dirección del centro pierde, artículo 115, todas las competencias LOE y se convierte en el órgano ejecutivo de lo que decida el Consejo Escolar. Además, los artículos 116 y 119 obligan a que el proyecto de dirección sea aprobado previamente por el Consejo Escolar y el Claustro.

Esta inversión de la legislación estatal excede las competencias de Baleares en el ámbito educativo. «Hay que decir muy claro que, contrariamente a lo que quiere hacer creer el Gobierno Balear y a lo que mucha gente cree o quiere hacer creer, ninguna comunidad autónoma tiene transferida la legislación educativa básica, sino solo el desarrollo legislativo, es decir, la gestión; por eso advertimos, esta ley nace con intenciones legislativas invasoras de la ley estatal».

Aparte de la infracción legislativa del anteproyecto, PLIS. Educación, por favor considera que dar el poder de aprobar el PEC y el PGA al Consejo Escolar es impedir la verdadera autonomía de un centro escolar, ya que la autonomía de un centro tiene su correlato en la responsabilidad por los resultados obtenidos por el centro. «Si la aprobación del PEC y de la PGA es competencia de un órgano electivo, como es el Consejo Escolar, nunca se podrán exigir responsabilidades al Consejo Escolar, precisamente porque es un órgano electivo que no puede ser removido por el posible fracaso escolar. Solo se podrá exigir rendición de cuentas por los resultados obtenidos en un centro si recae la responsabilidad en la dirección del centro, a la que sí se podrá pedir cuentas e, incluso, destituir en caso de fracaso».

PLIS. Educación, por favor reitera lo dicho en otras ocasiones, es absurdo aprobar una ley autonómica que, no solo entra en conflicto con la ley estatal, sino que entrará en conflicto también con la nueva ley orgánica de educación que sustituya a la actual, si es que finalmente los partidos de ámbito estatal alumbran un Pacto Educativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: