Engañando y traicionando de nuevo

En el día de hoy, se ha tenido conocimiento de una nueva infamia contra los servidores públicos de uniforme que integran la Guardia Civil, por parte del poder político de turno, en este caso del PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza.

Una vez más engañan y traicionan a quienes lo dan todo en la defensa del Estado de Derecho y de los compatriotas. El PSOE y el partido Nacionalista EAJ-PNV, han firmado un acuerdo para la cesión de varias competencias a la Comunidad Autónoma de Navarra, entre los doce puntos del acuerdo hay uno de ellos que afecta gravemente a la Seguridad del Estado, concretamente el punto tercero, en el mismo el Sr. Pedro Sánchez se compromete a traspasar las competencias de tráfico a la comunidad Foral, en el plazo de los primeros seis meses de 2020.

Otra vez los guardias civiles son moneda de cambio por cuotas de poder y sillones de políticos sin escrúpulos ni valores.

La bajada de pantalones del Sr. Sánchez ante la voracidad de formaciones políticas independentistas no tiene límite. Lejos de aprender tras los sucesos recientes en comunidades como la catalana, donde es más que manifiesta la deslealtad hacia las instituciones del conjunto de la Nación, total desprecio a La Constitución, a la libertad y a la Ley, con una politización de la policía autonómica propia de regímenes totalitarios. Ahora le toca a la Guardia Civil en la Comunidad Foral de Navarra, afectando gravemente de lleno a doscientos agentes del Cuerpo y sus familiares.

La Guardia Civil desde hace 175 años ha sido una importante representación del Estado en todo el territorio, garantizando la seguridad de los españoles y la defensa de la Ley hasta en el más recóndito lugar de la Nación. Con el principio de la retirada de los agentes del Cuerpo aceptada por el Sr. Sánchez, que no nos equivoquemos, habrá más, se debilita la presencia del Estado nuevamente en una parte de España.

Desde JUCIL, ven cada vez con más preocupación las decisiones de unos políticos, irresponsables y henchidos de vanidad “independientemente de su ideología”, que lejos de trabajar por el bien común lo hacen por el propio, sin importarles el grave alcance de las consecuencias de sus actos.

Los agentes ya están acostumbrados a sus mentiras y demagogia, lo llevan sufriendo desde hace más de 30 años con las falsas promesas de Equipación Salarial, prometidas y nunca cumplidas. Pero no por ello los guardias civiles cesarán ni un ápice en la defensa del Estado de Derecho y la libertad de los ciudadanos a quienes se deben en todo momento.

Bien debiera el Sr. Sánchez imitar el ejemplo de los servidores públicos de uniforme en cuanto a valores, principios y sacrificio por la libertad y bienestar del pueblo español.

JUCIL, no dejará de denunciar conductas reprobables vengan de quien vengan. Siempre estaremos los primeros en la defensa de los hombres y mujeres que integran el Cuerpo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: