En una reunión mantenida hace cuatro meses con EMAYA, tres técnicos, el Regidor Ramón Perpinyan y la Plataforma Salvem Camp Redó, EMAYA prometió la reposición de las baterías de contenedores de basura en las calles Joan d’Austria y Alfonso el Sabio, pertenecientes a la zona de las viviendas sociales de Camp Redó. Los contenedores fueron retirados hace 10 meses. Solo retiran las bolsas de basura si la Policía emite un informe.
Las Comisiones Técnicas y Políticas de Cort sobre Camp Redó son una auténtica tomadura de pelo, ya que no informan de nada.

Hemos podido comprobar que en los puntos donde existían los contenedores se acumulan infinidad de bolsas de basura, ya que los vecinos deben desplazarse hasta otras zonas para encontrar contenedores. 
Hay infinidad de personas mayores y/o con discapacidad que no pueden llegar tan lejos, y dejan las bolsas justo en los puntos donde estaban los contenedores retirados.
Por otra parte, el Ayuntamiento de Palma tiene solares abandonados como el de Infant Pagà, donde se vierten escombros y todo tipo de desechos que los descargan vehículos de otras zonas, provocando que las ratas proliferen  en todos los rincones.
El único solar acondicionado, el de Infant Pagà 25 no se barre desde hace más de un mes, no tiene papeleras y ningún mantenimiento ni de Emaya ni del Ayuntamiento.
EMAYA no responde en la zona, llegando quejas de los vecinos que afirman que el barrio sigue abandonado. El haber retirado las baterías de contenedores de basura y dejar sin limpieza la zona, es lo último que debería hacer el Ayuntamiento de Palma en Camp Redó.
El Alcalde José Hila y el Regidor Ramón Perpinyan (PSOE Palma), deberían buscar soluciones para que la zona no sea un foco de insalubridad, y el barrio no suponga un peligro para los niños.

Deja un comentario