La Cámara de Comercio se consolida como una de las entidades de referencia para los emprendedores de Mallorca. Gracias a los programas Mallorca Emprende y Apoyo Empresarial a las Mujeres, a lo largo de 2019 se han asesorado un total de 614 personas, superando así las cifras de 2018, cuando pasaron por los servicios de Cámara 570 emprendedores.

El 18% de estos usuarios, acabaron creando su propia empresa, un total de 110. De estas empresas creadas en 2019, la Cámara tramitó gratuitamente el alta de 51 autónomos y autónomas (17 hombres y 34 mujeres) a través del Punto de Apoyo a Emprendedores (PAE), 3 más que en 2018.

A lo largo del año se realizaron 40 sesiones de asesoramiento grupales en las que se informó de los aspectos necesarios para iniciar una nueva empresa (formas jurídicas, trámites y consideraciones fiscales y laborales); de cómo elaborar un plan de empresa; y, de cómo solicitar subvenciones y líneas de financiación. Además de estas sesiones, la Cámara organizó talleres formativos y numerosas jornadas informativas. Los servicios de emprendimiento se completan con asesorías individualizadas a quién lo solicite y la derivación a otros servicios como son el registro de marca o la mentorización.

Emprendimiento en femenino

La Cámara de Comercio de Mallorca lleva más de 20 años apoyando a las emprendedoras y empresarias de la isla en el marco de diferentes programas, desarrollando acciones formativas complementarias y siendo un punto de encuentro a través de la Plataforma para la Mujer Profesional.

Gracias al Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), cofinanciado por el Fondo Social Europeo, se han asesorado un total de 333 mujeres, de las cuales 72 acabaron creando su propia empresa el pasado año. Además, se han elaborado 7 planes de empresa dirigidos a solicitar un microcrédito al banco.

La mayoría de mujeres que acuden a la Cámara lo hacen con una idea de negocio clara pero con dudas relativas a la puesta en marcha de su actividad empresarial. En líneas generales, las mujeres dadas de alta como autónomas a través de la Cámara cuentan con negocios cuyo capital inicial es bajo, su equipo de trabajo es pequeño y están enfocados a actividades profesionales y servicios.  El perfil medio podría definirse como mujer, de entre 25 y 54 años, con estudios universitarios que quiere ejercer su actividad como autónoma en el sector servicios.

Un 85 % de las mujeres asesoradas en la Cámara tiene entre 25 y 54 años, mientras que sólo el 4% es menor de 25 años. Según el nivel de estudios, más de la mitad tiene alguna titulación universitaria. Según la situación laboral, el 38% de las consultas provienen de mujeres ya empleadas por cuenta ajena, que a pesar de tener un trabajo tienen inquietudes emprendedoras en fase incipiente o deciden compaginar los empleos; sólo el 27% de consultas proviene de mujeres en situación de desempleo. El 34% de consultas restantes, proviene de mujeres que ya son autónomas.

El mercado laboral femenino en Baleares

Los últimos indicadores oficiales, con fecha de noviembre, muestran como la presencia de las mujeres autónomas, los últimos años va en aumento en Baleares, aunque las cifras de 2019 son muy parecidas a las de 2018. Aún con todo, las autónomas siguen siendo minoría en el mercado laboral: sólo el 14% de las mujeres afiliadas a la Seguridad Social trabajan por cuenta propia; mientras que en el caso de los hombres la proporción es del 25%.

La tasa de ocupación femenina en Baleares se situó, según la EPA del tercer trimestre de 2019, en el 59.5%, un punto por debajo que en 2018, cuando se registró la cifra más alta de la serie histórica. Por sectores, la ocupación de la mujer se centra en el Comercio al por mayor y hostelería. En segundo lugar, están la Administración pública y las Actividades profesionales y científicas.

Deja un comentario