El Ayuntamiento de Llucmajor aprobará hoy por unanimidad en el pleno ordinario otorgar el nombre de una calle del pueblo a Pedro Maimó Crespí, el oficial de la Policía Local, muerto en acto de servicio el 26 de febrero del año 2013.

Según ha explicado el alcalde, Éric Jareño, el nombramiento de calles, plazas, monumentos y edificios públicos, regulado por el artículo 17 del Reglamento de concesión de honores y distinciones del Ayuntamiento de Llucmajor, «es una manera de dejar constancia pública de los méritos especiales de una persona, natural o vinculada a Llucmajor, o de un hecho histórico, y en este caso está más que demostrada la valía del oficial tristemente desaparecido «.

Así, se designará la calle donde se ubica el IES Arenal, vía actualmente sin nombre, a la persona de Pedro Maimó Crespí, en reconocimiento a los méritos obtenidos en el transcurso de su trayectoria profesional dentro del cuerpo policial.

Antecedentes

Pere Maimó Crespí, miembro del cuerpo de Policía de Llucmajor, fue un ejemplo a seguir con una trayectoria profesional impecable, que día 26 de febrero de 2013, acudiendo a un servicio de seguridad pública en Cala Pi, sufrió un accidente mortal que truncó su vida y su trayectoria profesional.

El homenajeado es el primer agente muerto en acto de servicio «y esperamos que el único«, dice el alcalde y regidor de Policía, Éric Jareño, «la Jefatura de la Policía Local, en nombre propio y de los agentes sociales pide y la Ayuntamiento aprueba en bloque, que sea reconocida su persona y figura profesional con la rotulación de un vial, concretamente el del Instituto de s’Arenal que actualmente no tiene nombre «, concluye el alcalde.