El consejero de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, acompañado del secretario general, Tomeu Barceló, se ha reunido con los presidentes de los consejos escolares insulares. Ha sido una primera toma de contacto con el objetivo de tratar sobre el anteproyecto de Ley de Educación que ya se ha presentado por parte del Gobierno y que se encuentra en fase de exposición pública.

Tratándose de la primera vez que se hace una reunión con los presidentes de los consejos escolares insulares y no descartando que se hagan otras más adelante, hace sospechar que podría existir algún tipo de apercibimiento de más o menos ayudas para los centros educativos que «apuesten» en defensa del proceso de catalanización cada vez más radical de las escuelas e institutos de Baleares.

No sería la primera vez que algún director o directora de algún centro, desiste de clamar insistentemente ayudas para un buen funcionamiento de un centro y su mantenimiento y que por no querer «ceder» ante la inmersión catalanista, no le llegan al centro las ayudas solicitadas, denegadas mediantes excusas burlonas como «no hay fondos», mientras otros centros si «adscritos» al pancatalanismo perciben una ayuda o subvención tras otra sin limitaciones.

Han asistido a la reunión: María Jesús Barceló (Menorca), Belén Torres (Ibiza), Joan Ramon Xamena (Mallorca) y Neus Marí (Formentera).