¿Es Consell un lugar de «chanchullos»?

¿Es Consell un lugar de «chanchullos»?

En octubre de 2019 la empresa Penyak Xapat, S. L inició en Consell las obras «adjudicadas» para la ampliación del cementerio del mismo municipio, bajo un presupuesto de 345.961 euros.

Esta supuesta licitación, que no consta en el portal de transparencia de la web del Ayuntamiento (no consta ninguna documentación desde el año 2015), podría haber sido «adjudicada a dedo» desde la alcaldía que recae sobre Andreu Isern Pol del PSOE, a un antiguo camarero de un conocido Bar, amigo del alcalde y que habría dejado su puesto de trabajo para crear una empresa de construcción, la que se habría beneficiado como poco, de la ampliación del campo santo de Consell.

Así mismo, la 2ª Teniente de Alcalde Margarita Llabrés Deyà, que a su vez estaría al cargo de Festes, Fires i mercats, Personal i Promoció Econòmica, y que contaría con un vínculo personal muy estrecho, con quien se encargaría de la retirada y posterior venta de la tierra vegetal de muy buena calidad y de la leña de los almendros y olivos de la zona de obras del cementerio, a un precio alrededor de 540€ por cada camión cargado. Cantidades que se repercutirían, nuevamente sin licitación mediante concurso público, directamente sobre la alcaldía.

Habría que destacar que en Consell no se tarda menos de 6 meses a 1 año en conseguir permisos de obras, que muchos de ellos quedan en «punto muerto» muy posiblemente sin resolver, alargando para los ciudadanos del municipio en muchos casos los procesos de obras particulares, denegadas casi siempre si son de construcción en zona rural no urbanizable, pero que en otros casos podrían existir «favoritismos» hacia empresas conocidas de la zona, que podría llevar tiempo construyendo incluso sin haber obtenido los permisos correspondientes y alguna de ellas además, podría encontrarse en zona «prohibida».

casa demolicion.jpeg

Continuando con una posible «trama de favoritismos», se encontraría la demolición aprobada desde hace 2 años  y que no se ejecuta de una vivienda que correspondería a «conocidos» del alcalde de Consell.

*Este medio no se responsabiliza de las opiniones aquí expuestas, pues no son propias del medio, sino opiniones vecinales.

Deja una respuesta