El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Palma, a través de la regidora Lydia Pérez, ha reclamado al alcalde José Hila, del PSOE, la recuperación de las líneas 3 y 15 de la EMT ya que «no se explica que con el crecimiento que han experimentado en los últimos años, según las cifras divulgadas por el gobierno municipal, se decida suprimir un servicio con gran demanda entre los ciudadanos y turistas que nos visitan y complicarlo con transbordos que encarecen los trayectos. Más aún en cuanto entre en vigor el aumento de tarifas para 2020«, que será de un 30% para el billete sencillo y de un 50% para los bonos de 10 viajes.

Sobre este último aspecto, Lydia Pérez censura el «afán recaudatorio de Hila y sus socios de gobierno» en Cort pues «no se explica que presumiendo de haber superado los 43 millones de usuarios en 2019 decidan subir las tarifas. Los resultados de los que alardea el alcalde demuestran que no es necesario si se sabe hacer una buena gestión de los recursos«.

En relación a los cambios en las rutas y paradas de la EMT, Lydia Pérez considera que «no tiene ninguna justificación eliminar una línea transversal como la 3 que cruzaba toda la ciudad y que ha sido la puntera en aumento de pasajeros, según palabras del propio Hila, para dividirla en dos, lo que obliga a un transbordo que conlleva mayor tiempo de espera y un mayor coste para el usuario«.

La regidora popular también ha alertado que la eliminación de la línea 15, que unía el centro de Palma con Playa de Palma atravesando el Molinar y Can Pastilla, «puede suponer un quebranto para todas las personas que la utilizaban para ir a trabajar a este núcleo turístico en cuanto comience la temporada alta. Tras las recientes modificaciones y la eliminación de la línea 15, los vecinos de las barriadas del Molinar, Cala Gamba y Can Pastilla que deseen viajar hasta Playa de Palma se ven obligados a hacer un transbordo en la parada situada frente al PalmaAquarium«.

Lydia Pérez también ha reclamado la recuperación de los antiguos trazados de la línea 2, que ya no pasa por Es Fortí, y de la 5, que ya no llega a Sa Teulera y Son Armadams. «Hila ha desconectado Es Fortí y Sa Teulera del centro de Palma«, ha lamentado. En lo que respecta a la modificación de la línea 2, ello ha generado un alud de protestas entre los usuarios del transporte público en esta barriada palmesana ya que desde el pasado mes de diciembre «han perdido una vía directa de acceso al centro de la ciudad» viéndose obligados a utilizar rutas alternativas como la 8 o la 6 que sólo realizan el trazado de Avenidas.