Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 36 años por amenazas de muerte, tenencia ilícita de armas y robo con fuerza.

Los hechos se iniciaron como consecuencia de una denuncia interpuesta por una mujer contra el denunciado, con quien habría tenido en el pasado una amistad íntima, hecho que tuvo conocimiento la actual pareja del presunto autor, que muy enfadada se dirigió al domicilio de la víctima profiriéndole amenazas, repitiéndose varios episodios de amenazas e incluso de agresión física leve como tirones de pelo, llegando a tirarla al suelo.

Amenazas de muerte por parte del presunto autor e intervención de una escopeta

Ayer por la mañana la denunciante recibió una llamada por parte del denunciado, en la que éste profería amenazas de muerte contra la misma, repitiéndose después la llamada, lo que provocó temor ya que sabía que éste tenía una escopeta en su domicilio.

En vista de la situación se personaron varias patrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana en el domicilio del presunto autor quien hizo entrega de la escopeta aludida, la cual ocultaba detrás de un aparato de aire acondicionado, siendo inmediatamente intervenida y procediendo a su detención por amenazas y tenencia ilícita de armas ya que no poseía ni guía ni licencia.

La escopeta provenía de un robo con fuerza perpetrado en Algaida

Los agentes realizaron gestiones para averiguar la procedencia de la escopeta, comprobando como la misma fue sustraída en el año 2018, del interior de un vehículo, después de fracturar el cristal del mismo, existiendo denuncia por parte del propietario.

Por tal motivo al presunto autor se le imputó también el delito de robo con fuerza en interior de vehículo.