El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Palma, por medio del concejal David Díez, solicitará en el próximo Pleno al alcalde José Hila, del PSOE, que reconsidere la negativa del gobierno de izquierdas en Cort a conceder el permiso solicitado en 2018 por el CD Son Cladera para instalar un módulo prefabricado en el campo de fútbol municipal con el fin de poder ampliar el número de vestuarios en consonancia con las cada vez mayores necesidades del club, especialmente tras su apuesta, este año, por el fútbol femenino.

En opinión del regidor popular, «no se entiende el rechazo de Hila«, comunicado a la entidad deportiva en junio de 2018, a la mejora de esta instalación deportiva planteada por el CD Son Cladera «aún cuando hay espacio para poder instalar el módulo citado prefabricado y el club está dispuesto a asumir todos los gastos derivados de su colocación«.

En este sentido, David Díez recuerda que desde el nacimiento del CD Son Cladera, en el año 1983, el club ha experimentado un «notable crecimiento y afianzándose como uno de los principales dinamizadores de la barriada fomentando valores tan importantes como el respeto, al solidaridad y el compañerismo y contribuyendo a la cohesión social del entorno a través del deporte«.

Así, explica que desde su fundación, el CD Son Cladera ha pasado a contar con 18 categorías, 325 licencias federativas, 1 equipo femenino y una escoleta para niños de 3 a 6 años. «Todo ello con unas instalaciones cada vez más limitadas, ya que solo cuentan con 6 vestuarios«, apunta Díez.

Por el ello, y para dar respuesta a las necesidades generadas por el aumento de usuarios de las instalaciones, Díez sostiene que «urge la instalación de más vestuarios y de un espacio multidisciplinar» y añade que el recinto municipal «dispone de espacio suficiente para la instalación de un módulo prefabricado que dé respuesta a las necesidades expuestas sin generar una alteración del orden estructural de las instalaciones«.