Emaya hace caso omiso a las peticiones de vecinos de las viviendas sociales de Camp Redó y de otros puntos de la ciudad

Reiteradas «denuncias» por parte de la ciudadanía hacia el Ayuntamiento de Palma y la empresa Emaya.

Los trabajadores de Emaya, según refieren vecinos a este medio, continúan sin tener una solución facilitada por su empresa en caso de tener que cubrir sus necesidades básicas por estar todo tipo de negocio cerrado para hacer frente al coronavirus.

El Ayuntamiento no ha instalado ningún tipo de dispositivo donde los trabajadores, caso de necesidad imperiosa, puedan hacer la procedente descarga, lo que les pone a veces en algunas situaciones que no deberían darse, y es que son los vecinos de la barriada los que ofrecen sus casas particulares que están en confinamiento para que estos trabajadores puedan disponer de un baño donde atender sus necesidades básicas.

Así mismo, desde otros puntos de Palma informan que han avisado en algunas ocasiones de que se debe retirar bolsas de basura acumuladas en las calles, haciendo caso omiso a estos avisos por parte del Ayuntamiento. Desde el Ayuntamiento se transfiere la llamada a Emaya. En este caso en concreto, se encontraban 2 bolsas de basura en la acera a las 15 horas aproximadamente en la confluencia de Calle Aragón esquina Patronato Obrero. Los testigos vieron como pasaba un barrendero de Emaya, que miró las bolsas y que ni barrió en los alrededores de las citadas bolsas y el barrendero se largó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: