Guardia Civil y Policía Nacional realizan más de 500 controles en las carreteras de Baleares

Guardia Civil y Policía Nacional, en coordinación con las policías locales del archipiélago, realizaron ayer más de 500 controles de vigilancia en las carreteras de Baleares para evitar los desplazamientos a las segundas residencias durante el fin de semana.

Se trata del mayor despliegue de dispositivos de vigilancia de vehículos efectuados en las islas por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en cumplimiento del Real Decreto 163/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Los agentes han controlado miles de vehículos. Hoy continúan los puntos de vigilancia en todas las Islas Baleares. La gran mayoría de conductores ha demostrado su solidaridad y buena disposición para cumplir las restricciones acordadas para contener el coronavirus, así como también ha atendido a las recomendaciones de los agentes. Dos macrocontroles efectuados ayer en los alrededores de Palma se prolongaron durante 10 horas de manera ininterrumpida.

La 7ª jornada de restricciones está transcurriendo hoy sin incidencias significativas en Baleares y con amplio seguimiento por parte de la ciudadanía.

Los agentes han detectado casos aislados de incumplimiento como un grupo de jóvenes que realizaba un botellón ayer por la noche en una zona ajardinada de una urbanización de la zona de Santa Eulària, en Ibiza, que obligó a intervenir a la Guardia Civil. Por su parte, la Policía Nacional levantó un acta administrativa a una persona que paseaba en bicicleta por la vía pública sin justificación y a otros dos ciudadanos que esperaban a sus amigos en la calle para salir a pasear en Mahón, Menorca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: