Se suceden declaraciones de miembros del Ejecutivo que muestran falta de respeto a la Policía

Se suceden declaraciones de miembros del Ejecutivo que muestran falta de respeto a la Policía

El último olvido, doloroso e incomprensible, se produjo esta semana con la ausencia de cualquier muestra pública de recuerdo y homenaje a varios compañeros; uno de ellos, en situación de segunda actividad sin destino, que perdió la vida por el Covid-19 en Madrid y varios más jubilados, que han muerto por el mismo virus y que para el SUP siguen siendo compañeros, como reconoce incluso la Ley Orgánica de Régimen de Personal de PN al referirse a los policías jubilados. El Gobierno de Pedro Sánchez y su ministro del Interior han decidido que estas bajas no merecen el pésame institucional exigible hacia un Cuerpo que se está dejando lo mejor de sus esfuerzos y capacidades en proteger a los demás y velar por el cumplimiento del estado de alarma, sin descuidar el resto de desafíos contra la seguridad ciudadana.

Esa doble vara de medir, con incomprensibles elogios en público de Fernando Grande- Marlaska a los reclusos de los centros penitenciarios por su responsabilidad y actitud de compromiso para evitar el contagio del Covid-19, ha contrastado con su clamoroso silencio ante el fallecimiento de estos compañeros de PN, resultando una ofensa para un colectivo de decenas de miles de funcionarios que ya tuvo que asistir, entre incrédulo e indignado, a que el presidente del Gobierno dijera que “ahora” es cuando se están dando cuenta de que no somos “un gasto superfluo” para el Estado.

Esas muestras públicas de indolencia se producen sin que el Gobierno proteja a sus policías nacionales frente a los riesgos de contagio del coronavirus. Seguimos acumulando miles de bajas por síntomas sospechosos e Interior sigue sin facilitarnos análisis médicos como colectivo de alto riesgo. Seguimos aumentando el número de contagios confirmados, que ya es de varios cientos de agentes, sin que los equipos de protección individual lleguen, ni en cantidad ni en calidad suficientes. Y la última remesa que el Gobierno ha traído este fin de semana desde China, según ha informado en nota de prensa, incluye una partida de 75.000 mascarillas para todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que es testimonial y no resuelve el grave problema de protección de los funcionarios frente a este riesgo para su salud.

Esto es más llamativo si tenemos en cuenta que ya a finales de enero de este año el entonces jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de PN, el facultativo José Antonio Nieto, alertó sobre los riesgos que corrían los agentes ante un posible contagio y recomendaba la distribución de mascarillas de protección y guantes de nitrilo para evitar los contagios, tal y como se ha reconocido esta mañana en la rueda de prensa diaria en el Palacio de la Moncloa. Siguiendo esa llamada de atención de Nieto -hoy cesado, de manera inexplicable y sin justificación alguna- el SUP ha venido exigiendo desde entonces la compra y distribución urgente de equipos de protección suficientes para todo nuestro Cuerpo, cosa que aún no se ha llevado a cabo de manera suficiente.

 

Desde el SUP «exigimos a Pedro Sánchez y a su ministro del Interior un compromiso real y efectivo con los policías nacionales; más respeto y profilaxis en su trabajo y una inmediata distribución de medios que eviten el contagio. Todo ello sumado a la necesidad de acceder a análisis como colectivo de alto riesgo.«

logo SUP

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.