Ideas para preparar el tradicional bacalao de Semana Santa en casa

Ideas para preparar el tradicional bacalao de Semana Santa en casa

La gastronomía de la Semana Santa tiene algunos alimentos imprescindibles, y uno de ellos es sin duda el bacalao. En un momento en el que muchas de las tradiciones de estas fechas no podrán llevarse a cabo por la situación actual hemos pedido al reconocido restaurante La Lonja del Mar que nos de su receta del tradicional potaje de vigilia, el plato de bacalao de Semana Santa por excelencia, para hacer en casa. Además, te contamos otras propuestas con bacalao para todos los gustos.

Y es que el bacalao es un referente de la cocina española, no sólo durante la Semana Santa, sino durante todo el año y es protagonista tanto de la cocina más tradicional como de la de vanguardia.  Desde Noruega nos llega bacalao en salazón, presente en las mesas españolas desde el siglo XVII, bacalao fresco noruego, de máxima frescura, carne blanca y jugosa y también el Skrei, el bacalao de temporada, que se puede disfrutar cada año entre enero y abril.

Empezamos, como no, por el tradicional potaje de vigilia, una sugerencia del

Restaurante La Lonja del Mar, en Madrid, especialistas en cocina marinera:

Ingredientes (para 4 personas)

Un vaso de vino blanco

1 pimiento rojo

250 gr de garbanzos

4 huevos cocidos

300 de espinacas

2 dientes de ajo

500 gr de bacalao noruego desalado

una pizca de azafrán

1 zanahoria

dos trozos de pan frito

1 puerro

Elaboración

En una olla se ponen los garbanzos, previamente puestos en remojo la noche anterior.
Se añade agua y se echan la zanahoria, el puerro, el pimiento rojo y el ajo.
Se deja hervir durante 20 minutos poniendo a punto de sal y pimienta
Mientras tanto hacemos un majado con el pan frito las yemas de los huevos el azafrán y un poco de vino blanco y lo reservamos.
Cortamos el bacalao en trocitos y reservamos
Limpiamos las espinacas quitando el rabito y lavándolas en agua.
Con la verdura cocida la pasamos por un chino o en un procesador de alimentos con un poco de garbanzos ya cocidos y caldo para así conseguir un trabado perfecto.
Añadimos el puré de las verduras más el majado y hervimos unos minutos para que con la cocción se mezcle todo.
Una ver realizada esa cocción añadiremos el bacalao en trocitos más la clara de huevo cocido y dejaremos 5 minutos más y después con el fuego apagado añadimos las espinacas y un chorro te de aceite de oliva virgen, dejamos reposar un par de minutos y listo para disfrutar.

Deja una respuesta