El Ayuntamiento de Palma suprimirá temporalmente plazas de aparcamiento para que los restauradores puedan ampliar sus terrazas, facilitando así que se adapten a la normativa. Esta medida no implica ninguna modificación de la Ordenanza de la Vía Pública, ya que será efectiva con el comienzo de la desescalada y su duración estará limitada al tiempo que se recomiende mantener el distanciamiento social y haya restricciones de aforo.

El decreto que lo regula puede ir variando en función de las directrices que establezca el Ministerio de Sanidad. La medida da cumplimiento así a las directrices establecidas en el Boletín Oficial del Estado del domingo 3 de mayo, donde fijaba que la Fase 1 se permitirá la apertura al público de las terrazas manteniendo una distancia física de, al menos, dos metros entre las tablas o agrupaciones de tablas. El artículo dejaba en manos de los ayuntamientos la posibilidad de ampliar las terrazas para facilitar el cumplimiento de la distancia social y poder garantizar, además, un espacio en la calle de dos metros de ancho para permitir el paso de los peatones .

Según explicó Hila «se trata de una medida viva y cambiante, es decir que se irá modificando a medida que la norma estatal vaya cambiando. Quiero pedir comprensión a los restauradores porque es probable que lleguen solicitudes diversas que tendrán una casuística complicada y que iremos resolviendo. Es un proceso que iremos implementando en la medida de nuestras posibilidades. Pido paciencia. «

A %d blogueros les gusta esto: