JUPOL se querella contra una decena de personas, entre las que se encuentran Fernando Simón; el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco; y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez. Jupol les atribuye un delito contra los derechos de los trabajadores y de prevaricación

La querella se presenta por no haber proporcionado material de protección adecuado frente al Coronavirus y haber permitido concentraciones como las del 8-M que pusieron en riesgo a los policías que debieron controlarlas.

El escrito registrado en los juzgados de la Capital se dirige también contra al director de la Policía Nacional, Francisco Pardo, el director Adjunto Operativo (DAO) Jose Ángel González y los subdirectores generales de Recursos Humanos y Logística. Del lado sanitario, junto al responsable del centro del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias la querella se extiende al subsecretario de Estado de Sanidad y la directora general de Salud Pública.

La querella de JUPOL hace un repaso de los avisos de la OMS sobre la pandemia y recuerda que, aunque se dieron unos primeros pasos tempranos en la Policía Nacional, eso no se materializó después en la adquisición de suficiente material. «La antelación con la que podían haberse tomado medidas de prevención y contención del virus es obvia. Podría, y debía, haberse adquirido el material adecuado a estos efectos, en las cantidades necesarias, ya desde enero, fecha en la que los responsables de logística, como los demás miembros del Cuerpo de la Policía Nacional, conocieron de su necesidad para contener los contagios«.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: