La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha participado hoy en el homenaje que la Fundación Miguel Ángel Blanco ha celebrado en los jardines que llevan el nombre del concejal de Ermua, en la capital, en el XXIII aniversario de su asesinato por ETA. Díaz Ayuso ha querido honrar al edil recordando que “debe servirnos de referencia y de faro” porque “dio su alma por sus principios y, años más tarde, los asesinos han ganado políticamente mucho más de lo que pudieran imaginar entonces porque se han encargado de que no haya oposición”. “Hoy en el País Vasco habrán ganado la partida, pero en principios, ética y dignidad hemos ganado todos los demás”, ha aseverado.

Díaz Ayuso ha hablado de “una pretendida superioridad moral” que “está secando la convivencia, asfixiando los espacios de debate y de pluralidad de pensamiento” y ha advertido de que esto no solo ocurre en España, destacando que hace unos días, intelectuales denunciaron “la intolerancia que se adueña de nuestras sociedades hacia las perspectivas opuestas, la moda de la humillación pública y el ostracismo”. “La novedad es que incluían a la izquierda entre esos grupos”, ha apuntado, para añadir que el espíritu de Ermua “era mucho más progresista y vanguardista que la inmensa mayoría de estos proyectos, como lo fue la Transición española tan bien capitaneada por el Rey don Juan Carlos”. Al homenaje también han asistido el vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno, Ignacio Aguado, la consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo y el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López.

A %d blogueros les gusta esto: