Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado lunes a un hombre de 55 años como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar hacia su mujer, ocurrido en el barrio de Son Cotoner. 

A las 09:50 horas del pasado lunes, entró una llamada por la sala CIMACC del 091, en la que el requirente comunicaba que se había producido una agresión de un hombre hacia su pareja, propinándole una patada en la cabeza, encontrándose el varón todavía en el lugar.

Una vez llegan los agentes al lugar, se encuentran con un varón en el rellano de la escalera del inmueble, manifestando éste que había tenido una fuerte discusión con su pareja y estaba esperando le devolviera unas pertenencias para irse.

Seguidamente los policías acceden al interior de la vivienda, encontrándose el requirente y la víctima, tendida en el suelo, con un gran charco de sangre que rodeaba su cabeza, consciente y con visibles hematomas en el brazo, así como en la cabeza.

El requirente y testigo de los hechos, le aclara a los agentes que víctima y agresor son matrimonio desde hace unos 7 años, viviendo en otro domicilio hasta hacía 4 días que se habían trasladado a vivir con él, y que en la noche de ayer el presunto agresor abandonó el domicilio con el móvil de la víctima y 50€ también de ella, sin su consentimiento, por lo que al regresar por la mañana la víctima se lo había recriminado, comenzando una fuerte discusión.

Bofetadas, puñetazos y una patada

El detenido empujó a la víctima, tirándola al suelo, para seguidamente darle bofetadas y puñetazos en la cara

Después de unos minutos la mujer consiguió ponerse en pie y desplazarse hasta la cocina de la casa, siendo seguida por el agresor, el cual le propinó una fuerte patada en la cabeza, cayendo la víctima, golpeándose la cabeza, quedando en decúbito supino, la misma posición en la que se encontraba a la llegada de los agentes, comenzando a sangrar abundantemente por la cabeza, por lo que el testigo y requirente le colocó una toalla enrollada debajo de la cabeza.

La víctima manifestó a los agentes que su marido le ha agredido de forma muy violenta y le ha dado una patada en la cara, después de haberla golpeado en la misma zona en diversas ocasiones.

Se persona asistencia médica para la víctima en el lugar, procediendo a trasladarla al hospital de Son Espases.

Al detenido le constan numerosos antecedentes policiales, varios por hechos de la misma naturaleza. Figurándole una detención en el año 2016 contra la víctima por delitos de malos tratos. En marzo del 2019 se dictó una Orden de Alejamiento por espacio de seis meses, finalizando en septiembre de ese mismo año, no constando en los archivos de la UFAM otras denuncias por parte de la víctima contra él.

Es por tales motivos por los que los agentes procedieron a la detención del varón como presunto autor de un delito de lesiones y tentativa de homicidio.

A %d blogueros les gusta esto: