39 pacientes pendientes de ingreso en el Hospital Son Llàtzer colman la paciencia del sindicato SAE

La saturación que desde hace días existe en el servicio de urgencias del Hospital Universitario Son Llátzer, donde hoy hay 39 pacientes pendientes de ingreso, ha llevado al Sindicato de Técnicos de Enfermería a remitir varios escritos a la Directora de Enfermería del hospital solicitando un refuerzo –en los tres turnos- de Técnicos en Cuidados de Enfermería (TCE) para la zona de críticos respiratorios, pues la actual plantilla -dos enfermeras y un TCE- es insuficiente para atender adecuadamente las ocho camas que conforman esta zona, obligando a los profesionales a tener que priorizar la atención entre quienes están en situación de mayor gravedad.

“Esta falta de TCE se repite en varias unidades del hospital, como cuidados intensivos, traumatología, paritorios, cirugía, etc., y desde SAE llevamos años denunciándolo y solicitando un aumento de plantilla para acabar con la sobrecarga laboral existente, sin embargo la Dirección de Enfermería hace caso omiso a nuestra reivindicación y, mientras se incrementa el número de enfermeras, las plantillas de TCE continúan igual que hace años, a pesar del innegable aumento del número de pacientes. El trabajo del equipo de enfermería –enfermera y TCE-, como estamos demostrando diariamente, es fundamental para conseguir la excelencia en los cuidados del paciente, sin embargo mientras uno de los colectivos que lo conforma ha visto cumplidas sus expectativas, los TCE continuamos con los mismos profesionales que hace años, lo que es indignante, pues los TCE atendemos a un número de pacientes superior que el asignado a los enfermeros. Esperamos que esta situación, justificada por varios informes de evaluación de riesgos, se resuelva lo antes posible, pues los profesionales TCE están al límite”, explica María Bustamante, responsable de SAE en el sector Mitjorn.

Por otro lado, desde SAE queremos denunciar la pésima gestión que la Dirección del Hospital está llevando a cabo con el control de la Covid entre los profesionales sanitarios. Durante una semana, salud laboral se ha negado a realizar la prueba a una compañera Técnico en Cuidados de Enfermería  que estuvo trabajando de manera estrecha durante un turno de siete horas con una enfermera que dio positivo un par de días después. 

“Hasta que nuestra compañera, además paciente de riesgo, no empezó a tener los primeros síntomas, desde salud laboral no le realizaron la PCR, que resultó ser positiva, solo le indicaron que no era necesario que realizara comunicado de riesgos y que tampoco tenía que hacer aislamiento, que bastaba con tomarse la temperatura un par de veces al día. Nuestra compañera TCE cambió varios turnos para evitar ir a trabajar y poder permanecer en su casa sin poner en riesgo a pacientes y compañeros. Esta responsabilidad individual es un ejemplo de compromiso y sensatez, algo de lo que no pueden presumir ni la Dirección del hospital ni los responsables de salud laboral. La pandemia la debemos frenar entre todos y la responsabilidad de salud laboral es cuidar de los profesionales para que éstos puedan realizar su trabajo. Esperamos que este tipo de situaciones no vuelvan a repetirse y que a todos los profesionales que comuniquen una situación de contacto con un positivo se les realice las pruebas pertinentes, evitando así posibles contagios”, concluye María Bustamante.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: