La Guardia Civil desarticula un grupo de butroneros asentado en la zona sur de Alicante

La Guardia Civil de Alicante ha detenido, en los municipios de Orihuela Costa y La Mata-Torrevieja, a dos miembros de una banda dedicada a los robos en polígonos industriales, mediante el procedimiento del butrón. Se les atribuyen 19 delitos contra el patrimonio y 1 delito de pertenencia a organización criminal. Ambos detenidos ya han ingresado en prisión.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Alicante, especializados en investigar delitos contra el patrimonio, han llevado a cabo la operación “Confina”, por la que se ha conseguido desarticular un grupo de butroneros de origen albano-kosovar, presuntos autores de cerca de una veintena de robos producidos en polígonos industriales de Alicante, Castellón, Murcia, Almería y Cantabria.

Según todos los indicios, estos hombres salían de noche a robar en naves y fábricas, que previamente habían estudiado para saber por dónde tenían que hacer el agujero: bien en la pared, cerca de la puerta, desde otro establecimiento o por el tejado.

Dotados de todo el material necesario: martillos neumáticos percutores, hachas, patas de cabra, etc… una vez que conseguían acceder al interior, neutralizaban los sistemas de alarma e iban directamente al dinero escondido en la caja fuerte.

Para forzarla, solían llevar una radial y discos de recambio, por si se rompía.

Los cabecillas, dos hombres de origen albano-kosovar de 43 y 45 años, con numerosos antecedentes policiales por delitos de robo, estaban asentados en la zona sur de la provincia de Alicante, desde donde planificaban sus movimientos.

La desarticulación de la banda se produjo el pasado martes 4 de agosto, tras las detenciones de estos dos “jefes”, a los que se les había estado siguiendo desde el mes de septiembre de 2019.

En los registros practicados, dos viviendas, en Orihuela Costa y La MataTorrevieja, y un garaje en Los Montesinos, se incautaron 1075 euros en efectivo, dos vehículos de alta gama, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, indumentaria para cometer los delitos: guantes, pantalones y pasamontañas, así como numerosas herramientas para los butrones, tres radiales, un martillo neumático percutor, hachas, patas de cabra, una escalera telescópica, varias linternas o destornilladores.

A los detenidos se les presume autores de 19 robos con fuerza en las cosas (7 de ellos en grado de tentativa) y 1 delito de pertenencia a organización criminal.

Después de pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de
Orihuela, han ingresado en prisión.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

La operación “Confina” ha sido dirigida por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Alicante, en unión de los Equipos de El Pilar de la Horadada y Almoradí.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: