Cs Inca asegura que sin la Ronda Norte la ciudad seguirá «contaminada, saturada e insostenible»

El concejal de Ciudadanos (Cs) en Inca, Andrés Sánchez, ha subrayado hoy que sin la construcción de la Ronda Norte, «Inca seguirá siendo una ciudad contaminada, saturada e insostenible, por muchas políticas de movilidad activa que se proyecten».

Sánchez ha subrayado que el proyecto, tal como está en estos momentos, «no solucionará nuestros problemas de movilidad porque más que una ronda es un desvío». «Mientras todo el tráfico, sea pesado o ligero, de la Serra de Tramuntana pase por el centro de la ciudad, o se atasque la ciudad ante cualquier incidencia por falta de vías alternativas, Inca seguirá contaminada, saturada e insostenible, por mucho carril bici o muchas políticas de movilidad activa que se proyecten».

«Es además incongruente negarse a hacer una ronda completa que reduzca significativamente el tráfico rodado en la ciudad, mientras se plantean opciones como hacer del centro de la ciudad un centro comercial al aire libre», ha apuntado Sánchez, para quien «esto es una muestra más de que el equipo de gobierno del Ayuntamiento carece de un auténtico proyecto para Inca».

Asimismo, el concejal de la formación naranja ha recordado que «ya se cumplen más de tres décadas de las primeras reivindicaciones sobre la necesidad de construir la Ronda Norte de Inca». «Durante estos treinta años han gobernado en el Consell y en el Ayuntamiento de Inca tres partidos, PP, PSIB y Més, que han sido a su vez responsables de impedir que esta localidad tenga la tan necesitada ronda», ha agregado Sánchez.

En ese sentido, ha hecho un repaso por las actuaciones de estos partidos. Así, «Més, que en 1998 presentaba enmiendas a los presupuestos para incorporar una partida para la Ronda Nord de Inca, anunciaba en 2016 que no habría ningún acuerdo para construir una carretera. El PSIB, que en 2004 defendía que la ronda imposibilitaba el crecimiento previsto para Inca y en 2015 exigía al PP la construcción del primer tramo entre la rotonda de Palma y la carretera de Lluc, defiende en 2020 que una simple ampliación de viales urbanos es suficiente. Y el PP,  que en 2011, con mayorías en el Consell y en el Ayuntamiento de Inca, garantizó que las obras empezarían a finales de 2012 con un presupuesto de 12 millones de euros, reivindica ahora la ejecución de unas obras que, pudiendo, no ejecutó».

Finalmente, Sánchez ha exigido que «la ciudad cuente ya con una política de movilidad útil, con visión de futuro, que se aleje de las demagogias partidistas y resuelva los problemas reales de los ciudadanos, y que deje de dilapidar el dinero público en reuniones estériles, proyectos inútiles y un sinfín de horas desaprovechadas de los funcionarios que trabajan en este área».

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: