Mis hijos niños amados y cuidados, a los que nunca les faltó nada, ni educación, ni valores, ni amor, ni cuidados

Así relata a este medio una madre, Míriam Beatriz Pacheco, residente en Zaragoza que denuncia que los servicios sociales le han arrebatado a sus hijos. En la actualidad tienen 14 y 8 años, el pequeño lleva 2 años en proceso de pre-adopción.

Observando todas y cada una de las pruebas documentales y reales, uno puede darse clara cuenta de que en ocasiones la Justicia es realmente ciega.

Este es el caso en que los servicios sociales se quedan con 2 niños, de 11 y 4 años, escudándose en un «desamparo» por parte de la madre, tras sufrir episodios denunciados y condenados por malos tratos.

Estos servicios sociales se amparan en la posiblemente ficticia idea de una complejidad en el perfil psicológico de la madre a la que suman una personalidad paranoíde. Además cuentan que es motivo el cambio en 7 ocasiones de centro escolar de la menor, lo que la madre defiende que se atañe al TDEH de la hija de 11 años de edad, provocándole en ciertos centros un caso de bullyng sufrido durante años, haciendo imposible la vida social en colegios. Por ello la madre relata que incluso tras advertir a algún director de un centro escolar de que iba a interponer denuncia por no querer resolver los problemas claros y probados de acoso escolar que sufría su hija, que de ser así, la madre se arrepentiría pues harían que los servicios sociales le retiraran a los menores. Y así sucedió.

Según la sentencia del Juzgado de 1ª Instancia del Número 6 de Zaragoza, no se ha aportado ni informe ni prueba alguna de que exista incapacidad real de la madre para cuidar a sus hijos, pues los informes vistos por este medio no recogen sospecha alguna de que exista caso grave que pudiera provocar la retirada de guarda y custodia, pues tan solo hacen uso de la opinión de unos técnicos de los Servicios Sociales, no se aprecia en toda la documentación ningún informe contradictorio por parte de psiquiatría. Lo más destacado sería un trastorno adaptativo. Por ello ahora dicen, puesto que no ha podido demostrar trastorno alguno que lo justificase, dicen que por ser víctima de violencia de género pondría a sus hijos en peligro, añadiendo hace pocas semanas que «está siendo poco simpática con el caso de sus hijos» en un informe psicosocial, que además no contabiliza sus ingresos por no ser declarados, algo que hoy en día está a la orden del día en muchas familias.

¿Es justificación retirar a unos menores bajo un único criterio de técnicos de servicios sociales?

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: