La XXIV Diada de Vela Latina exhibe a la mejor flota tradicional de Mallorca

©Laura G. Guerra

La primera jornada de la XXIV Diada de Vela Latina de Mallorca se disputó hoy bajo organización del Club Nàutic Cala Gamba y con unas condiciones “estupendas” para la navegación. El viento sopló de componente sur, con una intensidad de entre 8 y 10 nudos, para la travesía de la clase Oberta, no competitiva, donde se dio cita la mayor parte de la flota de embarcaciones tradicionales participantes en el encuentro. El recorrido de las categorías Llaüts Clàssics y Regata se llevó a cabo con parecidas condiciones meteorológicas, aunque el viento térmico de la Bahía de Palma roló ligeramente a la derecha hasta situarse en 215 grados.

La embarcación Grec (1943), de Andres Moragues, se puso al frente de la División Regata con una parcial de 2+1, seguido del Ventolina (1942), de Jaume Durán, y el Tinita (1945), de Pere Reus y Toni Estades. El Annika (1943), de Miguel Rigo, lidera la general de Llaüts Clàssics, por delante de su único rival, el Savanna (1969), de Antonio Jover. Ambas clases realizaron un recorrido costero entre balizas con salida y llegada frente al Club Náutic Cala Gamba.

El llaüt Neofit fue el primero en cruzar la línea de llegada de la travesía recreativa de la clase Oberta, que transcurrió en paralelo al litoral, con una baliza situada en las inmediaciones del Portitxol y otra en Cala Estància.

Tomaron la salida 26 de las 30 embarcaciones inicialmente inscritas.

Los participantes se adaptaron sin mayor problema al estricto protocolo de seguridad sanitaria dispuesto por el Club Nàutic de Cala Gamna, que supuso la parcelación de los pantalanes, así como la identificación y toma de temperatura de los regatistas y del personal de la organización previo al acceso a las instalaciones.

Toni Estades, presidente del club, destacó la buena disposición de todas las personas implicadas en el evento, tanto organizadores como tripulantes, y explicó que, al margen de la supresión de los actos sociales en tierra, la jornada inaugural de la Diada se pudo celebrar con “normalidad”.

El Club Nàutic Cala Gamba es la sede histórica de la Diada de Vela Latina por su vinculación a la navegación tradicional. Estades indicó, en este sentido, que la entidad ha tenido muy en cuenta esta circunstancia al acometer la reciente reforma de sus instalaciones portuarias, que cuentan desde hace meses con un pantalán destinado a los barcos de madera, un “museo flotante” que se puede contemplar desde el tramo del paseo marítimo que discurre frente al club.

Antes de la salida al mar de la flota inscrita en la Diada, que este año cuenta con el patrocinio de Fan Mallorca Shopping, tuvo lugar un sencillo pero emotivo acto de homenaje al regatista Toni Riera Allesie, fallecido este año. Toni Estades lo recordó como una persona que “vivía el club” y que se siempre estaba dispuesta a colaborar. También recalcó su labor de recuperación de la embarcación tradicional “Bárbara”, que había pertenecido a su familia y que restauró para que pudiera tomar parte en las competiciones de vela latina. A continuación se guardó un minuto de silencio en su memoria. Los familiares del homenajeado, presentes el acto, agradecieron el gesto del CN Cala Gamba.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: