Fuerte repunte estival en la compraventa de las viviendas más exclusivas

Engel & Völkers registró el pasado mes de julio un 60% más de transacciones en el segmento inmobiliario de lujo que en el mismo periodo del año anterior en todo el mundo, en particular en viviendas con precios de entre 2 y 5 millones de euros. «Ya estamos viendo efectos significativos después de la difícil primera mitad de año. La actividad de los compradores es elevada en los mercados inmobiliarios nacionales e internacionales», asegura Sven Odia, CEO de Engel & Völkers AG.

Mallorca como mercado refugio
Dentro de esta tendencia mundial, el mercado mallorquín es un ejemplo de la elevada demanda de inmuebles de lujo. Entre enero y julio de 2020, Engel & Völkers ha alcanzado un volumen de transacciones de 217 millones de euros, de los que casi una cuarta parte se ha intermediado solo en el mes de julio, una vez se reabrieron las fronteras. «Esto demuestra una vez más que los compradores internacionales consideran Mallorca como un refugio seguro para las propiedades premium», afirma Florian Hofer, director general de Engel & Völkers en Baleares. Hofer subraya además que los precios no han bajado.

“Según las últimas estadísticas publicadas por los Registradores de la propiedad, las compras de extranjeros en Baleares se han mantenido estables durante el segundo trimestre del año -en pleno estado de alarma-”, recuerda Hans Lenz, director general de Engel & Völkers Mallorca Suroeste y presidente de la Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI) al señalar que “este voto de confianza, principalmente de los compradores internacionales, asegura 100.000 puestos de trabajo en el sector constructor, inmobiliario y de servicios auxiliares en la isla”.

La mayor parte de estos clientes foráneos procedía de Alemania, Austria y Suiza, seguidos de Reino Unido y Francia. Por su parte, destaca el mayor interés por parte de clientes escandinavos y de América del Norte. En algunas zonas de la isla, como el sureste, Engel & Völkers registró en junio un incremento del 110% de las consultas de los clientes respecto a las realizadas el mismo mes del año anterior, que incluso subió hasta el 150% en julio. En Son Vida y otras zonas del centro y sur de Mallorca, el número de consultas se duplicó en esos meses.

En julio de 2020, Engel & Völkers registró de media cada día una operación por importe entre los 300.000 y los 12,9 millones de euros. Cabe destacar el aumento de operaciones de más de 10 millones de euros realizadas en el suroeste de la isla y el mayor número de compradores alemanes, británicos y escandinavos en inmuebles con precios entre 2 y 8 millones de euros en Son Vida y alrededor de Palma.

Además, Engel & Völkers ha registrado una creciente demanda de villas y apartamentos para alquiler a largo plazo durante el verano. “Los clientes suelen firmar contratos de alquiler por 12 o 24 meses con opción a ampliar dichos plazos”, señala Florian Hofer al explicar que los inquilinos quieren conocer mejor la isla antes de comprar una propiedad.

Evolución positiva en el segundo semestre
Además de Mallorca, donde Engel & Völkers espera mantener el interés de los compradores, el CEO de la compañía pronostica “una evolución positiva en la segunda mitad del año. En algunos de nuestros mercados principales, como la región DACH (Alemania, Austria y Suiza), ya estamos operando a niveles pre-coronavirus, mientras que otros mercados, como Estados Unidos y Canadá, están incluso a la par de los resultados del año anterior”, avanza Sven Odia.

Engel & Völkers fue capaz de continuar su actividad comercial con relativo éxito durante la primavera debido a la importante inversión en el desarrollo de herramientas digitales y productos de TI realizada en los últimos años. Ello ha permitido, incluso en el peor momento del confinamiento, realizar visitas virtuales a las propiedades, entre otras posibilidades. «La relación con el cliente se ha mantenido en todo momento y hemos estado siempre en condiciones de ofrecer una amplia gama de servicios. Esto está dando sus frutos y muchos de los acuerdos que comenzaron en primavera se están materializando ahora», añade Sven Odia.

Grandes parcelas y planos personalizados, entre los criterios de compra más importantes
Este aumento se explica, según Sven Odia, porque «el coronavirus y el riesgo para la salud que supone han propiciado que muchas personas quieran vivir en propiedades con espacios amplios, ubicadas en terrenos extensos. En consecuencia, las viviendas a las afueras de las ciudades y en
barrios periféricos se están volviendo cada vez más atractivas”.

Los criterios más importantes de compra incluyen un jardín con privacidad suficiente y un gran interior habitable. Muchos compradores también están interesados en poder personalizar los planos, para añadir una sala de juegos o uno o más estudios ante la posibilidad de que puedan continuar trabajando desde casa.

Por otro lado, durante la pandemia muchas personas no renuncian a viajar, pero buscan alternativas a un hotel. Con frecuencia, optan por una segunda vivienda exclusiva, en lugares como Mallorca, la Costa Azul o la Toscana. En estas zonas también hay una fuerte demanda de grandes parcelas y espacios amplios para incorporar un estudio, ya que ahora las oficinas se pueden ubicar en cualquier lugar, difuminándose los límites entre primera y segunda residencia.

Mallorca es un oasis para aquellos que buscan seguridad, privacidad, comodidad y discreción durante todo el año. Desde fincas y casas de gran tamaño al norte de la isla con vistas a la Sierra de Tramuntana hasta los apartamentos urbanos con vistas al casco histórico de Palma de Mallorca o modernas villas con todas las comodidades, sin olvidar el auge de viviendas autosuficientes con su propio suministro de energía y agua en fincas de nueva construcción.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies
A %d blogueros les gusta esto: