El PP pide a Cort que ejecute la Oficina de Atención al Ciudadano de Cala Mayor y Sant Agustí “para acabar con la sensación de abandono de los vecinos”

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Palma, por medio de la regidora Montse Oliveras, instará al equipo de gobierno en el Pleno de mañana jueves a iniciar un expediente con concurrencia y publicidad para la licitación y adjudicación del proyecto de dotación de una nueva Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), oficina de Servicios y Sociales y Casal de Barri para el inmueble municipal ubicado en la Avenida Joan Miró 314 con el fin de “mejorar la atención y servicio a los vecinos de Cala Mayor y Sant Agustí y acabar con la sensación de desamparo y abandono que tienen por parte de Cort”.

Desde el PP recuerdan que mediante recursos propios municipales del Patronat Municipal de l’Habitatge, Cort ha redactado un proyecto de reforma consistente en la unión de las dos primeras plantas del referido inmueble en Joan Miró para la creación de una infraestructura en la que se instale una nueva OAC, un Casal de Barri, y una oficina de Servicios Sociales. El presupuesto de ejecución de esta dotación municipal es de 900.000 euros.

Este proyecto, añade Oliveras, está incluido en los Fondos FEDER para la ejecución de las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), por lo que se dispone de una financiación del 50% del coste de ejecución. “Esto significa que, con un desembolso neto final para el Ayuntamiento de 450.000 euros, el patrimonio municipal se incrementa con la recepción de una infraestructura de 900.000 euros, claramente beneficioso para las arcas municipales”, apunta la regidora popular.

Sin embargo, lamenta que si bien en el presupuesto municipal para el ejercicio 2020 se consignaron créditos para este proyecto por importe de 90.956,71 euros, “la operación de crédito no consta suscrita hasta la fecha”.

Es por ello que también planteará que se proceda a la modificación presupuestaria para incrementar en 900.000 euros la aplicación presupuestaria para esta obra con cargo a la disminución de la partida de Peatonalización de Nuredduna, “un proyecto que costará 3 millones de euros y que entendemos no es prioritario en estos tiempos de crisis, una consideración que también comparte Podemos en vista de las críticas vertidas recientemente”.

Oliveras defiende la necesidad del proyecto en Cala Mayor y Sant Agustí ya que “a la vista de la pandemia y que se desconoce cuánto va a durar esta crisis sanitaria, social y económica, se hace necesario incrementar y mejorar la atención social a las personas desfavorecidas e impulsar los servicios a la ciudadanía, sobre todo en aquellas barriadas que se encuentran más alejadas del centro y vienen percibiendo desde hace años una sensación de desamparo por parte de su ayuntamiento”.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: