Empadronaba en su domicilio a inmigrantes para que estos pudieran conseguir la residencia de familiares, Palma-Manacor

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 40 hombres, 39 de ellos de origen marroquí como presuntos autores de un delito de falsedad documental y un español, éste último como presunto autor de un delito de falsedad documental y favorecimiento a la inmigración ilegal, al falsificar documentos oficiales y privados con el objetivo de que los otros encartados pudieran conseguir para sus familiares la autorización de residencia en España por reagrupación familiar.

Los hechos se descubrieron gracias a la coordinación y comunicación permanente entre el área de Trabajo e Inmigración de la Delegación de Gobierno, donde se descubrió en un primer momento las falsedades documentales, con la Policía Nacional, que llevo a cabo la investigación y que concluyó con la detención de los presuntos autores en la trama.

Los agentes realizaron arduas gestiones y pudieron averiguar que efectivamente había un número alto de peticiones de reagrupación familiar en la que se habían presentado la documentación requerida, con evidencias de su falsedad.

Se falsificaba contratos de arrendamientos urbanos, certificados de empadronamiento, convivencia e informe de adecuación de la vivienda

Los documentos falsificados se trataban de contratos de arrendamientos urbanos, así como certificados de empadronamientos y convivencia del ayuntamiento de Manacor y sobre todo informes de adecuación de la vivienda.

Contraprestación económica por cada trámite de cada uno de los investigados, que oscilaba entre 500 y 3500 euros

Al frente de la trama se encontraba el principal investigado, un ciudadano español de 50 años de edad, que se trataba del artífice del contubernio y que sería quien actuaba bajo demanda del resto de investigados, a quien cobraba diversas cantidades de dinero que oscilaban entre los 500 y 3500 euros por persona, y quien supuestamente falsificaba los documentos.

Para ello realizaba un supuesto contrato de arrendamiento urbano de su vivienda en propiedad, donde consignaba a los investigados como arrendatarios, para después falsificar a su nombre los certificados de empadronamiento y en algunos casos de convivencia de los investigados.

Además y dado que para la tramitación del Expediente de Reagrupación Familiar, es necesario un Informe de Adecuación de la Vivienda, también falsificaba ese documento, con lo que el resto de investigados, ya en su poder todos los documentos falsificados, se personaban en las oficinas del Área de Trabajo e Inmigración de la Delegación de Gobierno para solicitar la reagrupación familiar de sus familiares en su país de origen.

De ese modo el principal investigado obtenía un beneficio económico y el resto de investigados disponía de una herramienta para conseguir que sus familiares pudieran obtener autorización de residencia por reagrupación familiar.

Una vez averiguada la trama y con todas las pruebas y vestigios de las falsedades cometidas, los agentes identificaron a los presuntos autores, precediendo a la detención de los mismos, 39 por un delito de falsedad documental, tratándose de inmigrantes con residencia legal en Mallorca, así como al ciudadano español que además de la falsedad documental, también fue detenido por favorecimiento a la inmigración ilegal, pasando éste último a disposición judicial en el día de hoy.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: