«Las madres pedimos tiempo, nuestras criaturas piden mamar»

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la asociación PETRA Maternidades Feministas lanza la campaña «Tiempo para mama (r)» que reclama que se mejoren los permisos por maternidad.

PETRA Maternidades Feministas denuncian la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las madres, frecuentemente forzadas a volver al trabajo retribuida de forma prematura a las 16 semanas después del parto, viendo muy limitado nuestro tiempo disponible para exterogestar y amamantar a sus criaturas, o bien debiendo solicitar excedencias, abandonar trabajos, o reducir jornadas, y maternar desde la precariedad.

«A pesar de que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva los primeros 6 meses, que sea el alimento principal del bebé durante el primer año de vida, y mantenerla al menos durante 2 años o más (hasta que madre y bebé quieran), el actual permiso por nacimiento es tan sólo de 16 semanas. Un tiempo escaso que no garantiza no sólo la lactancia materna sino la correcta recuperación a nivel físico y emocional de la madre después del parto», dicen desde la asociación

La precariedad laboral y la falta de apoyo económico ponen en la cuerda floja la lactancia y la maternidad: «las madres pedimos tiempo para que los bebés piden mamar. Por eso señalamos 4 requerimientos que el Gobierno debería implementar de cara a proteger no sólo la lactancia materna sino los derechos de las madres en los primeros años de vida de nuestras criaturas», relatan mediante un comunicado.

En primer lugar, piden la ampliación de los permisos por nacimiento y su transferibilidad. «Esta ampliación debería cubrir al menos los 6 meses que garanticen el derecho a la lactancia materna exclusiva que recomienda la OMS». «Aunque la medida óptima sería de un año. Además, estos permisos deben ser universales, no deben estar condicionados a que la madre haya cotizado ni tenga trabajo formal. Las primeras 6 semanas serían intransferibles y el resto de semanas, transferibles. La transferibilidad permitiría que cada familia se organizara de la mejor manera según su situación.»

En segundo lugar, piden «especial protección para familias monomarentales: la intransferibilidad de la actual ley de permisos discrimina las criaturas de estas familias, que tienen menos derechos que los de las familias biparentales en tener la mitad de tiempo de cuidados.

En tercer lugar, «pedimos un permiso para la recuperación del parto y la protección de la lactancia materna, con independencia de los permisos por nacimiento. La actual ley de permisos que iguala padres y madres no tiene en cuenta los procesos sexuales y reproductivos de las mujeres, lo que no permite la equidad y conlleva una enorme discriminación hacia las mujeres, que somos las únicas que pasamos por los procesos de parto, postparto, puerperio y lactancia materna.»

Por último, exigen que el Gobierno central y las Comunidades Autónomas cumplan las indicaciones de organismos internacionales e n materia de salud de las mujeres y bebés, lactancia materna y erradicación de la violencia obstétrica. Que todo el personal sanitario esté obligado a formarse de manera actualizada y desde una perspectiva de género no adultocentrista en materia de lactancia materna, maternidad y exterogestación.

Y que las administraciones estén obligadas a destinar recursos para un adecuado acompañamiento físico, psicosocial y emocional en el embarazo, parto, posparto y lactancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: