Trabajadores del Parque Natural de s’Albufera des Grau han completado, esta semana, las tareas de restauración y mantenimiento de la pared maestra, iniciadas a principios de este año. Los materiales que se han utilizado han sido piedra mediana y pequeña de la zona, junto con una aplicación de mezcla de cemento y arena. La cantidad de arena utilizada ha sido de dos toneladas.

La pared maestra es una pared muy gruesa de piedra y mortero de unos 230 metros de largo que sirve de dique de separación entre las aguas de salobres de la albufera y las aguas de marinas de Sa Gola. Las riadas de los últimos años habían deteriorado la pared, disminuyendo la función de separación de aguas y aumentando mucho las filtraciones a través de ella. La pared se ha reparado en su cara interior, dentro la albufera, ya que era la cara más deteriorada y donde durante el verano el nivel es más bajo.

Esta pared dispone de dos compuertas que permiten la entrada de agua del mar o la salida de agua dulce. Con esta regulación se conseguía la entrada de pescado desde el mar a la Albufera. Asimismo, se buscaba hacer una regulación térmica para favorecer una mejor pesca. Aunque no hay datos relativos a la construcción de esta infraestructura, las informaciones apuntan a que a principios del siglo XIX ya existía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.