Con el sí de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado, y tras reconocer hoy Arnaldo Otegi que justifican su apoyo a Sánchez en «tímidos avances» con los presos de ETA, han tenido conocimiento de seis acercamientos más.

Desde la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) quieren manifestar, como hacen cada semana, su absoluto rechazo a estos beneficios que se están otorgando a unos asesinos que se están riendo, del Estado de Derecho de España, pero sobre todo de las víctimas del terrorismo. ¿De verdad nos vamos a creer a estas alturas que Kantauri, con tantos asesinatos a sus espaldas, renuncia a la violencia y lamenta y reconoce su responsabilidad en el dolor causado a las víctimas?

Este Gobierno ha perdido el norte completamente y consideran que, aunque no paran de repetir que este país necesita unos Presupuestos Generales, pero no a cualquier precio. No premiando a asesinos. No tergiversando la historia haciendo que las víctimas vuelvan a sufrir una revictimización y los asesinos sean los vencedores. El Gobierno de España tiene que gobernar para todos los españoles, y las miles de familias rotas que ha dejado el terrorismo en este país se sienten totalmente ultrajadas, desamparadas, humilladas e insultadas. Señor Sánchez y Señor Marlaska, dejen de humillar a las víctimas del terrorismo semana tras semana.

En la mañana de hoy, estos han sido los etarras que serán acercados a sus domicilios:

José Javier Arizcuren Ruiz “Kantauri”. Del Centro Penitenciario de Murcia-II a el Centro Penitenciario de Logroño. En abril de 2002 fue condenado a 37 años de prisión por su participación en el atentado que costó la vida de Pedro Ortiz de Urbina Garayalde. En diciembre de 2007, fue condenado a 82 años de cárcel por su participación en el atentado que asesinó a Antonio Ligero Hec y Rafael Mucientes Sanz. En julio 2007 fue condenado a 30 años de prisión por ordenar el asesinato de Fernando Múgica Herzog. En 2007 la Audiencia Nacional le condenó a 343 años de prisión por su participación en el atentado que acabó con la vida de Miguel Ángel Ayllón Díaz-González. En 2013, fue condenado a 56 años de prisión por ordenar el atentado de Alberto Jiménez-Becerril Barrio y Ascensión García Ortiz. Además fue condenado a 17 años de cárcel por el secuestro de Cosme Delclaux.

Joanes Larretxea Mendiola. Del Centro Penitenciario de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, al Centro Penitenciario de Asturias. Fue condenado a 44 años de cárcel por el asesinato del concejal socialista de Arrasate Isaías Carrasco. Además, fue condenado a 44 años por su participación en el atentado contra Ignacio Uria en 2008. También fue condenado a 389 años de prisión por intentar una matanza de ertzainas en 2009 al colocar una bomba trampa en un repetidor de Hernani.

Guillermo Merino Bilbao. Del Centro Penitenciario de Valencia al Centro Penitenciario de Zuera, en Zaragoza. En 2003 la Audiencia Nacional le condenó a la pena de 49 años de cárcel, por pertenencia a banda armada, depósito de armas, falsificación documental, dos tentativas de asesinato, robo con violencia y detención ilegal.

Sebasten Jon Gurtubay Sánchez. Del Centro Penitenciario de Puerto I, en Cádiz, a la prisión de Daroca, en Zaragoza. Fue condenado por la Audiencia Nacional por herir a dos ertzainas en la madrugada del 5 de agosto de 2001 tras lanzar varios artefactos incendiarios contra una sucursal bancaria situada en la plaza del Cristo de Portugalete.

Olga Comes Arambillet. Del Centro Penitenciario de Asturias al Centro Penitenciario de Pamplona. Fue condenada en 2014 a intentar secuestrar al concejal del Partido Socialista de Euskadi (PSE) de Eibar Benjamín Atutxa. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha dispuesto además la clasificación en tercer grado penitenciario.

Idoia Martínez García, que será trasladada del Centro Penitenciario de Asturias al Centro Penitenciario de Álava. Esta etarra ingresó en prisión el 18 de noviembre de 2003. Su condena es de 31 años y 2 días por los delitos de tenencia de explosivos, depósito de armas y robo. Nuestro Departamento Jurídico se ha puesto en contacto con el Fiscal de Vigilancia Penitenciaria para que recurra el tercer grado de Idoia
Martínez García.

Con estos acercamientos, el Gobierno de Pedro Sánchez ha acercado ya a 115 etarras, 31 con delitos de sangre, 17 terceros grados, 21 acercamientos al País Vasco. Con esta cifra ya son el 58% los presos de ETA acercados por Sánchez. Se podrán seguir escudando en la legalidad penitenciaria, pero esto es una cesión a una reivindicación histórica de ETA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.