El Grupo de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares ha registrado 168 enmiendas parciales a los Presupuestos 2021 de la Comunidad. Con ello se propone una drástica reducción dela estructura del Ejecutivo y la resignación de partidas presupuestarias para un fondo de contingencia COVID19 que ascendería a 502 millones de euros. Dicho fondo debería utilizarse en la recuperación del tejido productivo, especialmente autónomos y pequeñas y medianas empresas, así como en ayudas directas a las familias y personas en riesgo de exclusión social.

El diputado de VOX Sergio Rodríguez ha asegurado que “por encima de que lleguen las aportaciones del Estado o la Unión Europea, gracias al ajuste que proponemos se podría contar con más de 500 millones de euros que sí están asegurados. Y todo ello se propone sin recortar en sanidad, educación o servicios sociales. Es posible con la reducción del gasto superfluo e ideológico. Es muy necesario para la reactivación económica de las Islas y para garantizar más que nunca las ayudas sociales”.

El Ejecutivo balear se vería redimensionado de las 11 consejerías actuales a 8 consejerías, una de ellas vicepresidencia, para quedar configurado de la siguiente manera:

Vicepresidencia y Consejería de Modelo Económico, Turismo y Trabajo. Asume la actual cartera de Transición Ecológica y Sectores Productivos.

Consejería de Presidencia.

Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas. Se unifican ambas carteras.

Consejería de Educación y Cultura.

Consejería de Salud.

Consejería de Movilidad y Vivienda.

Consejería de Agricultura, Pesca, Medioambiente y Territorio.

Asuntos sociales.

El número total de Direcciones Generales se reduciría de las 47 actuales a 32. Desparecen, entre otras: Memoria Democrática, Igualdad, Soberanía Alimentaria o Política Lingüística. De la misma manera se suprimen empresas públicas y organismos como el IBDona, IB3 o la Oficina Anticorrupción. También se propone la eliminación del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS), la conocida ecotasa.

VOX ha sometido la propuesta de Presupuestos de la Comunidad de 5.881,5 millones de euros a un exhaustivo examen para configurar un Fondo COVID de 502 millones de euros. Dicho ajuste se impone en una situación en la que el propio Gobierno de Francina Armengol reconoce que este 2020 se cerrará con la caída del 28,8 por ciento del PIB en las Islas. Dicha caída registró un brutal descenso de hasta el 40,5 por ciento entre los meses de abril y junio. Por otra parte, VOX ya denunció en mayo que la caída de los ingresos del Ejecutivo balear podría superar los 1.200 millones de euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.