La Pepita Burger Bar, cadena gallega especializada en hamburguesas premium, no quiere que ningún cliente se quede sin su hamburguesa, por lo que continúa reforzando su apuesta por la recogida en el local y la entrega a domicilio.

La enseña ha desarrollado un servicio de “recogida desatendido”, que a pesar de lo que pueda parecer está enfocado a ofrecer una mejor atención a sus clientes, con una entrega impecable.
Se trata de una aplicación que permite realizar los pedidos online, en cualquier momento, sin necesidad de que el establecimiento esté abierto, de manera que el usuario programa desde la web la comanda y la hora de recogida en el local, a través de una sencilla operativa.

Se trata de un servicio que empezará a funcionar en los establecimientos de Pontevedra, Vigo Oporto, Santiago, Salamanca, Valladolid, Burgos y León y que espera ser implementado en el resto de restaurantes en función de las normas impuestas en cada región.

Además, para garantizar el acceso a sus productos de todos los clientes, La Pepita mantiene los acuerdos con las principales plataformas del mercado de delivery y su servicio de reparto propio. Todos los pedidos se entregan en envases especiales para garantizar que lleguen a casa intactos, manteniendo toda su presencia y su sabor.

Ante la alta demanda que se está produciendo en las últimas semanas del consumo a domicilio, con estas medidas La Pepita tiene como objetivo reforzar sus servicios fuera del local, ampliando los radios de reparto, llegando también a las zonas con confinamientos perimetrales.

En sus ocho años de vida, La Pepita siempre ha enfocado su modelo de negocio a satisfacer plenamente las necesidades de sus clientes. Una filosofía que aplica a todas sus áreas de actividad y le ha servido para obtener un alto nivel de fidelidad en uno de los sectores más competitivos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.