El Gobierno balear avanza el toque de queda a las 22 horas en toda la isla de Mallorca a partir de mañana. El sector de la b también deberá cerrar a las 22 horas. Se revisará la decisión el 21 de diciembre. La incidencia acumulada de 14 días en b es de 260 casos por cada 100.000 habitantes. Hace sólo una semana eras 223 casos.

Habrá una partida de 5 millones, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consell de Gobierno la presidenta de las Islas Baleares, Francina Armengol, para líneas de apoyo económico al sector de la restauración. El conseller Iago Negueruela se reunirá mañana con el sector.

Aparte del toque de queda a las 22 horas, en Lloseta, Sóller y Muro deberán cerrar los interiores de bares y restaurantes. A estos municipios también se harán cribados masivos de antígenos. También en Alaior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.