2020 no es un año para recordar, ha sido muy complejo a nivel global y Bornay, que ha tenido sus baches y ha padecido los efectos de la pandemia, como todo el sector industrial, valora en positivo su cierre del año y la empresa afronta con optimismo la llegada del 2021.

El COVID-19 también ha dejado cosas buenas que tenemos que valorar: nos ha hecho crecer, madurar y apreciar más lo que tenemos, adquirir nuevos hábitos laborales y su contribución en la mejora de nuestra calidad de vida ha sido poner de relevancia la necesidad de apostar por el mundo de las energías renovables para conseguir un planeta más sostenible.

En nuestro país muchos de los eventos anuales han sido cancelados, debido a la persistencia del virus. Entre ellos, la tradicional comida de Navidad de Bornay tampoco se ha celebrado. Pero, manteniendo el espíritu positivo, la empresa ha llevado a cabo una iniciativa de ayuda alimentaria, durante el mes de diciembre, con su campaña interna “Alimentos Solidarios”.

El objetivo de esta causa solidaria ha sido doble: por un lado, se ha querido involucrar a los colaboradores en los valores de solidaridad que la empresa manifiesta durante todo el año, a través de las actividades de responsabilidad social local; y, por otro, aportar valor a los colectivos desfavorecidos de su localidad y de su provincia.

Por ello, se ha solicitado la participación de los colaboradores internos para que contribuyesen solidariamente en la recogida de Alimentos Solidarios que se utilizarán para ayudar a los más desfavorecidos durante la pandemia.

La respuesta a esta causa solidaria ha superado las expectativas. Todos han aportado su granito de arena para que los más vulnerables puedan tener su ración de felicidad en esta dura Navidad. Y la empresa, por su parte, ha donado el importe de la comida de Navidad a la campaña “Alimentos Solidarios”.

Gracias a las aportaciones recibidas de todos los colaboradores, Bornay, va donar un importante volumen de alimentos a la organización benéfica Cáritas de Castalla y al Banco de Alimentos de Alicante.

Además, esta acción está alineada con el objetivo 2 “Hambre 0” de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), que Bornay apoya y defiende para conseguir su propósito en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, uniéndose a la respuesta al COVID-19, de la Organización para la Alimentación y la Agricultura, que ha instado, entre otras medidas, a los países a satisfacer las necesidades alimentarias inmediatas de sus poblaciones vulnerables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.