La Patronal del Pequeño y Mediano Comercio, Pimeco, no cree que la Policía Local de Palma tenga que cerrar calles de Palma debido a aglomeraciones de personas ya que “la ciudad está vacía”. Desde la patronal piden al Ayuntamiento de Palma que cree nuevas líneas de ayudas al pequeño comercio para ayudarle a sobrevivir a la grave crisis económica provocada por la COVID19.

Según las nuevas medidas anunciadas esta semana por el Ayuntamiento de Palma para adaptarse al nivel 4 del estado de alerta en Mallorca, la Policía Local de Palma incrementará su presencia, los fines de semana y los días festivos, a los calles más céntricas de la ciudad para evitar que se produzcan aglomeraciones.

Pimeco defiende que, en estos momentos y vista la grave situación que vivimos, es vital tomar todas las precauciones posibles para frenar el contagio de la COVID19, pero califica de “poco realista, por parte del consistorio, anunció el cierre de calles, ya que en las zonas comerciales de la ciudad hay muy poca gente “.

“Quizás se pueden producir aglomeraciones en puntos muy concretos e iluminados, como el del árbol de Navidad de Paseo Sagrera pero en las calles comerciales de la ciudad no hay este problema. Lo demuestra el descenso en un 60%, respecto al año pasado, en las ventas del pequeño comercio “, mantiene el presidente de Pimeco, Toni Fuster, que considera que” el consistorio debería ayudar al pequeño comercio, uno de los sectores más damnificados de esta crisis, renovando las líneas de ayudas que puso en marcha al inicio de la pandemia ya las que no se pudieron acoger muchos pequeños comerciantes “.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.