Tenía 68 años y el cuerpo fue hallado a primera hora de la tarde a las afueras de Infiesto

El cadáver de un hombre de 68 años ha aparecido este sábado a las afueras de Infiesto. Se encontraba junto al río Piloña, en un tramo que discurre en paralelo a la carretera que conduce a San Román. Tras tener constancia de su desaparición, comenzó un rastreo en el que participaron Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil Piloña. La búsqueda se prolongó durante horas y llegó a distintos puntos del concejo por los cuales solía pasear.

Finalmente, a primera hora de la tarde el cadáver aparecía a unos 500 metros de su domicilio. El hombre residía solo en el barrio de Pialla, en la capital piloñesa, y según indican fuentes vecinales en los últimos tiempos venía padeciendo problemas de salud.

*foto: @fran_pcp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.