Las granjas de visón americano son una amenaza para la salud y el ecosistema - Periódico de Baleares

Las granjas de visón americano son una amenaza para la salud y el ecosistema

La cría del visón americano, con destino a la peletería y artículos de moda, se ha convertido en una auténtica “bomba biológica” que amenaza la naturaleza y pone en riesgo nuestra salud.

Visones hospedadores del coronavirus. En Holanda, Dinamarca y otros países se ha demostrado que los visones americanos pueden ser hospedadores del coronavirus, que ha provocado la pandemia de la Covid-19, y que pueden transmitirlo al ser humano, lo que ha hecho saltar todas las alarmas internacionales y ha forzado a las autoridades a tomar medidas drásticas para prevenir futuros brotes y contagios.

Holanda ya ha decidido cerrar todas sus granjas, pero en España aún quedan 32 y, en muchas de ellas, estos animales se crían en jaulas de pequeñas dimensiones para ser sacrificados por su piel a los seis meses.

Estás condiciones de hacinamiento y vida en jaulas incrementan el potencial riesgo sanitario y son completamente opuestas a las condiciones de vida en la naturaleza del visón americano, una especie solitaria y territorial por naturaleza, acostumbrada a nadar y bucear en ríos o humedales.

Una bomba para la naturaleza. Las continuas fugas de estos animales suponen una gravísima amenaza para nuestra fauna autóctona, ya que el visón americano es una especie exótica invasora y un voraz carnívoro que depreda sobre aves nidificantes en el suelo y sobre muchas especies protegidas de anfibios, peces e incluso mamíferos, como el amenazado desmán de los Pirineos.

Y, muy especialmente, ha puesto al borde de la extinción al visón europeo, especie autóctona, a la que desplaza y que es ya el carnívoro más amenazado de Europa, del que en España quedan menos de 500 ejemplares. Esta especie ha desaparecido del 90 % de su área de distribución original, víctima del avance del visón americano procedente de granjas peleteras. Cada año se invierten en nuestro país enormes cantidades de dinero público intentando controlar las poblaciones de visones procedentes de estas instalaciones.

Sobran los motivos para cerrar las granjas de visión americano. Por todos estos riesgos, las granjas peleteras de visón americano han sido prohibidas y cerradas definitivamente en varios países europeos, como Reino Unido, Croacia, Austria, Suiza y Holanda, y en otros fuera de Europa, como Japón. Sin embargo, en España este negocio ha sido permitido porque las administraciones central y autonómica que han mantenido una legislación laxa y a la medida de estos negocios, por lo que muchas empresas peleteras extranjeras se han asentado en nuestro país y existen planes para seguir creciendo.

Mantener las granjas de visón americano es mantener una explotación animal innecesaria que pone en grave riesgo la naturaleza y nuestra salud.

WWF reclama al Gobierno español:

El cierre urgente y definitivo de todas las granjas de visón americano existentes España, con todas las garantías sanitarias y de bienestar animal necesarias.

La modificación urgente del Real Decreto 630/2013, que regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, para que esta actividad quede definitivamente prohibida en todo el territorio español y cese el funcionamiento de las granjas existentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: