La ‘reina de copas’, la que antes y durante esta crisis del Covid despilfarra los fondos públicos en más cargos, asesores, paniaguados, subidas de sueldos, chiringuitos coloca colegas y nueva flota de coches oficiales por poner algunos ejemplos, y qué decir del irse de copas un día después de pedir a los demás que no lo hicieran, me reitero, esta ‘reina de copas’, nefasta gestora política, se ha atrevido a hablar de ‘capacidad técnica, ciencia y responsabilidad’.

Es una antítesis oír el discurso vacío de capacidad propia, pues vistas las estadísticas de resultados de su gestión estos últimos años y durante esta terrible crisis, solo alguien sin empatía y sobre todo sin ética moral puede dirigirse a los ciudadanos con tal falta de sensibilidad a la realidad y consciencia de su mal ejemplo como persona y política.

Los que sí estamos en primera línea, cara a cara con los que sufren, no sólo las consecuencias de esta crisis sino de años de mala gestión política, jugándonos la salud y viviendo dando ejemplo 365 días al año, nosotros, sí podemos decirle a esta burguesa colocada en política por papá, quién es dejando caer su velo de ‘estética ideológica’ para desvelar su carencia de ética.

Cuando quiera la reto ante cámaras, micros y taquígrafos para mostrarle los datos que desvelarán la miserable mentalidad con la que ha gestionado los fondos públicos.

Es más, me encantaría que oyera en primera persona lo que piensan de ella los excluidos sociales… que se lo pudieran decir sin tapujos, a la cara, a ver si conseguimos descubrir una pizca de expresión emocional en su rostro, creo que sería un estupendo regalo de reyes para ellos.

Francamente, a la ‘reina de copas’ no le deseo nada, ni bueno ni malo, en nombre mío y de todas las personas que padecen la pobreza severa y exclusión social no tenemos esperanza en que este próximo año lo haga mejor.

En cambio, a quienes sólo puedo deshacerme en elogios es hacia Fina Santiago y Teresa Vallespir por su cercanía y notable esfuerzo por asistir y paliar los efectos de la pobreza en los más excluidos, incluso más allá de sus deberes en sus cargos. Ojalá, sus socios de gobierno las hubieran dotado de más medios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.