Agentes de la Policía Local de Palma y de la Policía Nacional han desmentido un secuestro que supuestamente habría transcurrido en la tarde de este domingo, en Palma.

Eran las 18:30 horas de este domingo, cuando una joven que se encontraba en una gasolinera de la calle Aragón, habría llamado bastante alterada, asegurando que dos individuos habían secuestrado a una chica.

Tras esta sorprendente llamada, una gran cantidad de patrullas de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía, se han desplazado hasta el lugar de los hechos. Una vez allí, los agentes han atendido a la joven, que en esos momentos sufría un ataque de ansiedad.

Una vez controlada la situación, la misma joven ha relatado que había sido víctima de un intento de secuestro. No obstante, momentos después, estos mismos individuos habrían agarrado a otra chica que se encontraba en el lugar.

Seguidamente, los agentes han contactado con el responsable de la estación de servicio, para poder visualizar las grabaciones de las cámaras. De este modo, han comprobado que el testimonio de la joven no era verídico.

Según han desmentido las cámaras de vigilancia, una furgoneta blanca y de grandes dimensiones, con dos chicos y una chica en su interior, estacionaron en la gasolinera, seguidamente bajaron de la misma, entraron en la gasolinera y la mujer entró al baño. Poco después, salieron los tres juntos de nuevo y se marcharon todos ellos de forma totalmente voluntaria.

La policía sospecha que la joven se asustó por alguna circunstancia que le resultó anómala.

Finalmente, tras confirmar que se trataba de una falsa alarma, los agentes han procedido a desmontar el dispositivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.