El nuevo depósito municipal de vehículos de Manacor se pone en funcionamiento - Periódico de Baleares

El nuevo depósito municipal de vehículos de Manacor se pone en funcionamiento

El nuevo depósito municipal de vehículos de Manacor ya se ha puesto en funcionamiento. La nueva instalación se ubica en unos terrenos municipales junto el Ecoparque y se ha habilitado en dos meses, después de que salió a licitación el pasado mes de noviembre. Se trata de unos terrenos situados en la carretera que une Manacor y Felanitx. La zona de aparcamientos con vial tiene una superficie de 1.119 metros cuadrados, mientras que la zona del circuito con vial tiene una superficie de 1.446 metros cuadrados. La superficie total de la parcela es de 2.565 metros cuadrados, con una zona pavimentada de 1.515 metros cuadrados. El recinto cerrado se controla con ocho cámaras de videovigilancia con grabador IP. Las obras han tenido un coste de 150.675 euros.

El nuevo depósito municipal tiene una capacidad para 50 vehículos en la zona de aparcamientos, más los que se puedan acoger temporalmente en la zona del circuito, y dará salida a las necesidades actuales del municipio. Con esta nueva instalación se permitirá vaciar la planta del aparcamiento subterráneo de la plaza de Santiago que se utilizaba en los últimos años para los vehículos custodiados. Así, el pequeño depósito de las dependencias de la Policía Local se destinará a los vehículos retirados de la vía pública por un breve plazo (coches mal aparcados o retirados por la grúa), mientras que el nuevo depósito se destinará a los vehículos abandonados o custodiados por las autoridades judiciales y que hacen prever una larga estancia. “Con esta nueva instalación ponemos orden al problema de los coches abandonados”, dijo el alcalde de Manacor, Miquel Oliver. “Tenemos mucha demanda y poco espacio, por lo que ahora los coches estaban en la calle. Los vehículos molestaban e incluso eran un peligro, pero ahora se irán retirando y por ello podremos garantizar un mejor uso del espacio público”, añadió Oliver durante la presentación a los medios de comunicación del nuevo recinto.

La Policía Local de Manacor tiene localizados una cincuentena de vehículos en todo el término de Manacor, ha explicado el Inspector Jefe de la Policía Local, Manuel Prieto. La puesta en marcha del nuevo depósito coincide, además con la nueva Ordenanza municipal de retirada de vehículos, aprobada el pasado mes de septiembre y que por primera vez regula esta problemática en el municipio. Prieto ha explicado que “la actuación que ha comenzado a hacer la Policía de manera más urgente ha sido retirar de la calle aquellos vehículos que podían suponer un peligro y trasladarlos a las nuevas instalaciones municipales”.

La Ordenanza de vehículos abandonados se aprobó el pasado mes de septiembre y con esta norma, el equipo de gobierno pretende dar solución a una problemática que se ha ido incrementando en los últimos años y que proporciona un marco jurídico para que el Ayuntamiento de Manacor pueda realizar las actuaciones correspondientes en cuanto a localización, denuncia, procedimiento para la retirada y entrega en el centro de tratamiento y descontaminación correspondiente, teniendo en cuenta que la institución municipal ha asumido el tratamiento residual de los vehículos.

La Ordenanza prohíbe el abandono de vehículos en la vía pública o cualquier espacio de titularidad municipal. Se considera que un vehículo está abandonado cuando hayan transcurrido más de dos meses después de que el vehículo fue inmovilizado o retirado de la vía pública y depositado por el Ayuntamiento y su titular no ha formulado alegaciones; cuando permanezca estacionado por un periodo superior a un mes en el mismo lugar y presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento por sus propios medios o le falten las placas de matrícula; cuando figure en situación de baja temporal o definitiva en la base de datos de la DGT. Igualmente, también se considera un vehículo como residuo sólido urbano cuando por su estado pueda suponer un peligro. En los dos últimos supuestos, se procederá a la retirada inmediata del vehículo y será trasladado al depósito municipal de vehículos. En el resto de casos, se da un plazo de quince días al propietario para que retire el vehículo voluntariamente.

Las tasas correspondientes al traslado y permanencia en el depósito corresponden al titular del vehículo, según la Ordenanza fiscal en vigor.

En cuanto al procedimiento para la retirada, cuando se detecta un vehículo abandonado se levanta un Acta de Infracción, que va acompañada de un reportaje fotográfico ilustrativo de su estado. Transcurrido el plazo de un mes sin que el titular lo haya retirado voluntariamente, se procederá a su traslado al Centro Autorizado de Tratamiento, para su posterior destrucción y descontaminación.

La Ordenanza prevé también un régimen de sanciones. Todas las infracciones previstas en la norma tienen consideración de graves, por lo que son sancionadas con multas de 750 euros (para motocicletas y ciclomotores), de 1.000 euros (para turismos y vehículos de peso máximo autorizado inferior a 3.500 kg), y 1.500 euros (para vehículos de peso máximo autorizado superior a 3.500 kg).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: