El corporativismo existe en todas partes… de todos es sabido que, para la mayoría de mentes mediocres ‘uno de los nuestros’ configura el hacer creer a alguien que es más de lo que uno es gracias a la ilusoria creencia de que se amplifica su ego al formar parte de un ‘bulto mayor’.

Somos seres humanos, todos cometemos errores, pero una de las cosas que más nos impide desarróllanos hacia una sociedad mejor es ocultar sistemáticamente esos errores en vez de evitarlos, aprender de ellos y mejorar.

Por ejemplo ¿saben que la tercera causa de muerte en EE.UU. es el ‘error médico’ y que los expertos indican que el problema radica en que no se dejan supervisar por agentes externos a los controlados por la profesión? De hecho, como dicen los analistas de ese país, si se identificaran realmente la cantidad de errores médicos que se producen, posiblemente, la mitad de facultativos no estarían trabajando, pero por lo menos se tomarían medidas y correcciones para salvar vidas futuras.

Lo mismo pasa con la Justicia en España, primero está politizada y amordazada por la falta de división de poder judicial-ejecutivo, segundo, está dotada de mínimos medios técnicos y de personal, véase, que un fiscal con un fax como máxima tecnología, dos ayudantes y un secretario igual tiene que estar enfrentándose a decenas de casos complejísimos y a equipos multimillonarios de abogados con todas las tecnologías y medios de última generación… pero lo que más me preocupa, es que posiblemente la falta de control interno provoque que células sociópatas y delincuentes puedan recorrerla por sus venas.

Es hora que los ciudadanos exijamos buena gestión, por una sociedad más justa, y para ello hay que reformar el sistema judicial, modernizarlo y detectar a tiempo a personajes, que se parecen más a psicópatas que a juristas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.