Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 22 años de edad, de origen marroquí, como presunta autora de un delito continuado de estafa, al utilizar la tarjeta bancaria de un hombre de edad avanzada, realizando cargos fraudulentos en plataformas digitales de reparto de comida, telefonía móvil, televisión y series por internet.

En el día de ayer, los agentes procedieron a la detención de la presunta autora de una estafa de más de cuatro mil euros, mediante el uso fraudulento de una tarjeta de crédito sustraída del buzón de su legítimo propietario y activada posteriormente.

Tres meses realizando compras por internet

Debido a la avanzada edad del propietario, los cargos pasaron desapercibidos, produciéndose estos a lo largo de alrededor tres meses, hasta que fue detectada la actividad ilegítima y se bloqueó la tarjeta.

Durante ese tiempo se realizaron todo tipo de pedidos mediante el cargo en la tarjeta, desde peticiones de comida a través de plataformas de reparto de comida a domicilio, compras de telefonía móvil y cargos por compras de servicios de televisión y series por internet.

A través de la investigación se tuvo conocimiento de que la detenida se encontraba por aquel entonces conviviendo en un piso ocupado con varios jóvenes, lo que explica los altos importes en comida.

Actualmente se ha ampliado la investigación para conseguir la total identificación del resto de moradores del piso ocupado, ya que éstos podrían haber tenido una participación activa en los hechos, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.