El Ayuntamiento de Inca ha reforzado el área de Servicios Sociales para poder asumir, con garantías, las políticas sociales y poder atender todas las solicitudes, que han incrementado debido a la crisis sanitaria y económica generada por la Covidien-19 . De este modo, en primer lugar, durante los últimos meses se ha ido incorporando nuevo personal, de acuerdo con las nuevas necesidades que se han generado. Así pues, actualmente la plantilla de Servicios Sociales ha aumentado con 4 nuevas personas: dos trabajadoras sociales, un psicólogo y una técnica de grado medio.

En segundo lugar, con respecto al presupuesto, este año la partida para Servicios Sociales y Promoción Social se ha incrementado un 8% hasta alcanzar los 2.135.273,22 euros. Sin embargo, el alcalde de Inca, Virgilio Moreno, destacó que “seguiremos trabajando para consolidar convenios con entidades sociales y potenciar nuevos acuerdos con las instituciones supramunicipales que mejoren la atención primaria y social en nuestro municipio”. En este sentido, recordar que durante el 2020, del Ayuntamiento de Inca fue adaptando el presupuesto de acuerdo con las necesidades y demandas que se producían debido a la situación generada por la pandemia. Las modificaciones de crédito aprobadas han permitido centrar esfuerzos y poder ayudar a los sectores más afectados por la crisis.

Por otra parte, se han aumentado también los programas sociales para poder hacer frente a la crisis y atender a los colectivos más vulnerables. El pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Inca habilitó el punto de información único frente a la Covid-19 (PIU), que se mantendrá hasta que sea necesario. Este servicio de atención a la ciudadanía ofrece información sobre todas las ayudas económicas y sociales vigentes para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia.

Asimismo, se ha puesto también en marcha un sistema de tarjetas monedero para poder comprar alimentos, artículos de higiene personal y productos esenciales de limpieza. De esta manera, las personas pueden adquirir de forma directa productos de primera necesidad y tienen acceso a alimentos frescos y de calidad para garantizar el mantenimiento de una alimentación equilibrada y saludable.

Actualmente, el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Inca dispone de 2.004 expedientes activos. Antes de la crisis generada por la Covid-19, había 1.635 expedientes activos. Por otra parte, en lo que a las ayudas económicas la media mensual asciende a 27.000 euros, mientras que anteriormente el promedio era de 7.000 euros. Estas ayudas están destinadas en su mayoría a pago de hipoteca y / o alquiler y pago de suministros. Asimismo, durante 2020 se han cargado 563 tarjetas básicas. Finalmente, con respecto a las ayudas directas de alimentación, actualmente se atienden unas 1.600 personas, respecto a las 300 personas que se atendían antes.

“Desde el Ayuntamiento de Inca, estamos preparados para dar cobertura a los inquers y inqueras que sufran una situación más vulnerable y garantizar que todos tengan cubiertas las necesidades básicas”, explica la concejala de Servicios Sociales y Nueva Normalidad, Maria Antònia Pons.

Por su parte, Moreno recalca que: “destinaremos todos los recursos humanos, materiales y económicos que tengamos a nuestro alcance para garantizar que no dejamos a nadie atrás e intentar paliar la situación provocada por la lucha contra el coronavirus”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.